Cultura

GOMES TEIXEIRA – El matemático que podía haber sido sacerdote
15 octubre, 2018 / , , ,

Gomes Teixeira, ilustre matemático que fue el primer rector de la Universidad de Oporto,  no estudió teología por pura casualidad.

Nacido en enero de 1851 en Armamar, pronto destacó por su inteligencia y las buenas notas obtenidas en todas las disciplinas. En aquel momento, era común que los muchachos con buen aprovechamiento escolar fueran encaminados para el Seminario, pero el joven era brillante en matemáticas. Así, cuando llegó el momento de ir a la Universidad, la familia decidió que se decidiría al azar entre Teología y Matemáticas.

La suerte decidió Matemáticas y desde que llegó a la Universidad de Coímbra, Francisco Gomes Teixeira destacó por las notas máximas obtenidas. A los 20 años publicó su primer trabajo y en 1874 terminó la carrera con sobresaliente. Una trayectoria académica tan brillante tenía, obviamente, que conducir a hacer carrera como profesor. Destacó en la Universidad de Coímbra y en la Escuela Politécnica de Oporto, que acabaría dirigiendo. En 1911 se fundó la Universidad de Oporto y Gomes Teixeira fue escogido para ser su primer rector. Murió en Oporto en 1933. Después de su muerte se realizaron tres bustos en bronce, posteriormente colocados en su tierra natal, en la Universidad de Oporto y en la Universidad de Coímbra.

 

Praça Gomes Teixeira (Praça dos Leões)
12 octubre, 2018 / , ,

Punto central de la vida estudiantil de Oporto, esta plaza tiene el nombre de un ilustre matemático, pero son los leones de su imponente fuente los que la dieron a conocer.

La designación oficial de esta plaza en la Baixa do Porto es un homenaje a Gomes Teixeira, matemático que fue el primer rector de la Universidad de Oporto. Sin embargo, es más conocida como la Plaza de los leones, debido a la fuente en granito y bronce que hay en la zona central.

En realidad, este lugar es muy anterior a la fuente e incluso a la propia universidad. Según cuenta la leyenda, en el siglo XII, el primer rey de Portugal, D. Alfonso Henriques y su mujer, D. Mafalda, iban camino de Guimarães cuando la reina cayó por un precipicio. En ese momento de aflicción, ambos cónyuges invocaron a un santo. Agradecidos por haberse librado del peligro, mandaron construir, en el mismo lugar, capillas a Nuestra Señora de las Gracias y al Arcángel San Miguel (ya demolidas).

En el siglo XVII se ubicaron, junto a este sitio, el Convento de los Carmelitas (donde actualmente está el cuartel de la GNR) y los colegios donde eran acogidos huérfanos, lo que llevó a que este lugar fuese también conocido como Largo do Carmo o Campo dos Meninos Órfãos. Más adelante, y debido a que allí se vendía harina y pan, fue también conocido como Plaza del Pan o Plaza del Mercado del Pan. Ya en el siglo XIX, pasó a llamarse Plaza de los Voluntarios de la Reina, homenajeando así al batallón liberal del ejército portugués que había ocupado el Convento de los Carmelitas.

Cuando fue creado la Universidad de Oporto pasó a llamarse Plaza de la Universidad y, más tarde, Plaza Gomes Teixeira.

El actual edificio del Decanato de la Universidad de Oporto fue construido durante el siglo XIX y allí se ubicaron también las Facultades de Ciencias y de Ingeniería. La plaza ganó entonces una nueva vida; la presencia de los estudiantes fue decisiva para que surgieran cafés, como el mítico Café Âncora d’Ouro (más conocido como O Piolho –El Piojo-), librerías y otros servicios ligados a la vida académica. Las tiendas y almacenes de los alrededores fomentaron también, entre los portuenses y la gente que visitaba la ciudad, el hábito de hacer compras en esta zona.

Hoy día es uno de los lugares centrales de animación nocturna y continúa siendo punto de encuentro en los principales momentos de la vida académica de la ciudad, como en la “Queima das Fitas” (Quema de las Cintas, fiesta que simboliza la despedida de la vida universitaria) o la Recepción de los nuevos alumnos de la Universidad de Oporto.

Las iglesias del Carmen y de los Carmelitas, separadas por la casa más estrecha de la ciudad, son otro punto de interés en el lugar.

La fuente

Imponente, esta emblemática fuente fue encargada por la Compañía de Aguas de Oporto en 1882, con la finalidad de suministrar agua a aquella zona de la ciudad. Construida en Francia por la Compagnie Générale des Eaux pour l’Étranger, tiene 8 metros de diámetro y 6 metros de altura, estando compuesta por un contenedor de granito y por una fuente de bronce con cuatro leones alados y sentados en las extremidades. Dos copas en la parte superior completan la decoración de esta fuente que, en otro momento, había estado protegida por verja de hierro.

UNIVERSIDAD DE OPORTO
11 octubre, 2018 / ,

Fundada el 22 de mayo de 1911, la Universidad de Oporto está cada vez más valorada por los estudiantes portugueses y extranjeros. Con 14 facultades y tres ubicaciones distintas (el centro, Asprela y Campo Alegre), cuenta con cerca de 30 mil estudiantes de todo el mundo.

Los orígenes de la Universidad de Oporto están en la Escuela de Náutica, creada por el rey D. José I en 1762 y destinada a preparar marineros y pilotos para embarcar en los navíos que partían de Barra do Douro hacia todo el mundo. Le siguieron la Escuela de Dibujo y Diseño, creada en 1779; la Academia Real de Marina y Comercio, en 1803; la Academia Politécnica, en 1837. Todas estas escuelas estaban destinadas a preparar cuadros cualificados para trabajar en el área naval, en el comercio, en la industria y en las artes.

En 1825 nació la primera escuela médica de Oporto, la Real Escuela de Cirugía, que 11 años más tarde daría lugar a la Escuela Médico-Quirúrgica. La Escuela de Dibujo y Diseño estuvo también en el origen de otras escuelas ligadas a las artes.

En marzo de 1911, pocos meses después de la implantación de la República (en octubre de 1910), se fundó esta universidad que, desde entonces no ha parado de crecer en términos de oferta de cursos, número de alumnos y prestigio internacional. Inicialmente dividida en dos facultades (Ciencias y Medicina), recibió en 1915 la Facultad Técnica (rebautizada en 1926 como Facultad de Ingeniería), en 1919 la Facultad de Letras y, en 1921, la Facultad de Farmacia. La Facultad de Economía fue creada en 1953.

Con la revolución del 25 de abril, en 1974, la Universidad de Oporto tuvo un gran crecimiento, recibiendo más facultades: el Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar (1975), la Facultad de Deporte (1975), la Facultad de Psicología y de ciencias de la Educación (1977), la Facultad de Arquitectura (1979),  la Facultad de Medicina Dental (1989), la Facultad de Ciencias de la Nutrición y de la Alimentación (1992), la Facultad de Bellas Artes (1992) y la Facultad de Derecho (1994). La Escuela de Gestión de Oporto fue creada en 1988 y desde 2008 pasó a ser designada como Escuela de Negocios de la Universidad de Oporto.

El Decanato

 Es la sede de la Universidad de Oporto. Situado en el centro de la ciudad, en la Plaza Gomes Teixeira, este imponente edificio acoge también el Museo de Historia Natural y el Museo de Ciencias. Entre 1803 y 1837 acogió la Escuela Real de Marina y comercio y la Escuela Politécnica de Oporto (entre 1837 y 1911). Instalado en el espacio que albergaba un colegio para huérfanos, este edificio sufrió varias demoras en su construcción, siendo readaptado para nuevas funciones diversas veces. El día 20 de abril de 1974 un incendio destruyó una parte del edificio, que fue nuevamente objeto de obras y renovaciones. Entre 1976 y 1996 el decanato operó en un edificio junto al Palacio de Cristal.

Iglesia São Pedro de Miragaia
9 octubre, 2018 / , ,

Muy cerca del Duero y en plena zona histórica, esta iglesia con un interior ricamente decorado constituyó una señal de la devoción de los pescadores de São Pedro.

La actual iglesia, reconstruida el siglo XVIII,  se alzó en el lugar donde anteriormente había otro templo de origen medieval. Miragaia, junto al río Duero, fue una de las primeras zonas habitadas de la ciudad. Nacida en el corazón de una comunidad pescadora bastante devota, esta iglesia fue consagrada a San Pedro, santo patrón de los pescadores.

El anterior templo dio lugar, en 1740, a un templo con una estructura simple, con una nave única. Sin embargo, la riqueza de la decoración interior compensa esta simplicidad. El presbiterio está totalmente revestido de esculturas doradas. Un trabajo que se prolongó durante varios años y que hizo que esta decoración refleje la evolución de la estética de diferentes periodos. El techo y el tríptico en la Capilla del Espíritu Santo, atribuido al pintor flamenco Van Orley, merecen igualmente una atenta mirada. En el exterior, destacan los azulejos simples colocados – en el siglo XIX.- en la fachada y en el campanario, y los adornos barrocos en las columnas laterales.

Largo de S. Pedro de Miragaia, Oporto

Horario: de martes a sábado de 15:30 h a 19:00 h

Domingos de  10:00 h 11:30 h

Los grillos y su Iglesia ( O TRIPEIRO )
19 septiembre, 2018 / , , ,

Dice la leyenda que, en el lugar donde fue construida la Igreja de São Lourenço, se escuchaba el constante cantar de los grillos. Por eso, la iglesia es, incluso hoy día, conocida como la Iglesia dos Grilos.

La leyenda, muy conocida en la ciudad, cuenta que el templo jesuita fue construido en el lugar donde estaban las huertas del Obispo de Oporto, quien donó esos terrenos a la Compañía de Jesús. Un lugar que, debido a la enorme abundancia de esos insectos cantores, era conocido como el Campo dos Grillos. Los portuenses nunca contaron con una designación oficial  de la Igreja de São Lourenço y desde su construcción, en el siglo XVI, este templo fue simplemente conocido como Igreja dos Grilos.

Otra explicación, más basada en hechos históricos, está relacionada como la expulsión del país de los Jesuitas, en 1759. La iglesia y el colegio pasaron a pertenecer a la Universidad de Coimbra,  que terminaría por vender los edificios a la congregación de los Agostinhos Descalços, también conocidos como “Padres grilos”, una vez que su sede se ubicó en la Calçada do Grilo.

Si bien su nombre puede no parecer consensual, la imponente fachada y la riqueza de su interior bien justifican una visita.

Fuente: O Tripeiro 7ª Serie Año XXXIV número 5  – Mayo 2015

EL ASEDIO DE OPORTO
14 septiembre, 2018 / , ,

Fueron  13 meses que marcaron para siempre la ciudad. El asedio de Oporto se prolongó de julio de 1832 a agosto del año siguiente, pero su memoria permanece en la toponimia y en el alma de la ciudad.

La ciudad quedaría para siempre marcada por los meses que estuvo sitiada: además de los daños materiales y de las pérdidas de vidas humanas, este periodo de la historia dio a Oporto el título de “Antigua, Muy Noble, Siempre Leal e Invicta Ciudad de Oporto”, atribuido por D. Pedro como forma de agradecimiento por la lealtad y valentía con la que los portuenses defendieron la causa liberal. Incluso el rey vendría a ofrecer su corazón a la ciudad como forma de agradecimiento.

Nombres como el “Barrio del Sitio de Oporto”, “Calle del Heroísmo” (en memoria a una sangrienta batalla que allí tuvo lugar) o “Calle de la Firmeza”, que perpetua “la lucha y resignación con la que los portuenses valerosamente resistieron” el asedio, evocan esa época y una guerra entre dos  hermanos con convicciones opuestas.

Oporto nunca aceptó la subida al poder del absolutista D. Miguel (1828) y cuando D. Pedro asume el mando del movimiento liberal encuentra en la gente de la ciudad un poderoso aliado. El 08 de julio de 1832 D. Pedro, venido de las Azores, desembarca en Pampelido (Mindelo) para tomar la ciudad de Oporto, llegando a la actual Plaza de la Libertad a mediodía. Las tropas de D. Miguel habían sido desplazadas a Lisboa, por lo que los liberales no tuvieron dificultad para entrar en la ciudad. El día siguiente, el ejército absolutista, venido del sur, se instaló en la Serra do Pilar, al otro lado del río, para bombardear la ciudad y expulsar a los liberales. Comienza así el asedio: los partidarios de D. Pedro permanecen en Oporto, cercados. Los alimentos y los bienes esenciales empiezan a escasear y, con la agravación de la situación, el cólera y el tifus pasan a ser también adversarios de quien lucha por la causa liberal.

En junio de 1833, los liberales alteran la estrategia y acuerdan atacar desde el Algarve. Las tropas miguelistas, convencidas de que el adversario estaba debilitado, resuelven lanzar un gran ataque a Oporto, pero son derrotadas. El 26 de julio Lisboa estaba ocupada por los liberales, pero Oporto permanecía sitiado. El 18 de agosto, bajo el mando del mariscal Saldanha, el ejército liberal consigue una victoria decisiva que llevará a que, dos días después, los partidarios de D. Miguel se batan en retirada. Finalizaba el sitio de Oporto.

La estación de metro que es un museo
14 septiembre, 2018 / ,

La estación de metro de Campo 24 de Agosto guarda un verdadero tesoro: las ruinas de una torre de agua que allí existía.

Además de haber sido diseñada por el prestigioso arquitecto portugués Souto Moura, esta estación, en el centro de la ciudad, tiene otro motivo de interés al albergar los vestigios arqueológicos de un depósito que abastecía la fuente que había en este lugar. En el  siglo XIX, se enterró el arroyo que discurría por allí, así como el puente que la atravesaba. Con el paso del tiempo y la urbanización de la zona circundante –que anteriormente era mayormente rural-, la memoria de este pasado fue olvidada, hasta que el progreso recuperó esta memoria.

Durante la construcción de la estación de metro, a principios de este siglo, fue descubierto lo que quedaba del antiguo depósito, así como algunos objetos, incluyendo suelas de zapatos, cerámica portuguesa, vidrio italiano o porcelana china. Para preservar estas memorias las ruinas se desmontaron para ser posteriormente reconstruidas en el lugar donde hoy día pueden ser visitadas, acompañadas de explicaciones que contextualizan la importancia de estos restos.

Agustina Bessa-Luís
14 septiembre, 2018 / ,

“Vivo aquí, pero Oporto no es para mí un lugar; es un sentimiento”

Agustina Bessa-Luís es una de las mujeres más emblemáticas de la cultura portuguesa. Con decenas de obras publicadas y mujer de una personalidad única, tiene una enorme pasión por Oporto.

Nació en Vila-Meã, Amarante, el 15 de octubre de 1922, pero durante su  infancia y adolescencia vivió en diversas ciudades, manteniendo,  sin embargo, una fuerte conexión con la región del Duero, notoria en muchas de sus obras. La biblioteca de su abuelo materno le permitió el primer contacto con la literatura francesa e inglesa, que la influenciarían.

En su adolescencia llegó a escribir novelas bajo pseudónimo, pero fue en el 1948 cuando publicó su primer libro, Mundo Fechado. Tres años antes se casó con Alberto Luís, conoció a su marido a través de un anuncio que publicó en un periódico en el que buscaba una persona culta con quien intercambiar correspondencia, lo que revelaba su temperamento independiente y determinado. En 1953, con la novela premiada, A Sibila, Agustina Bessa-Luís ganó un gran reconocimiento.

Desde ese momento, y hasta los primeros años del siglo XXI, publicó decenas de obras,  algunas de ellas adaptadas al cine por Manuel de Oliveira. A pesar de, en múltiples ocasiones,  no haber quedado satisfecha con estas adaptaciones, esta colaboración fue larga y prolífica. Agustina incluso escribió el texto que acompaña la película Visita o Memorias y confesiones, realizada para ser exhibida tras la muerte del realizador. La Corte del Norte también fue adaptada al cine por João Botelho y varias obras fueron adaptadas para el escenario. Además de los romances, escribió también piezas de teatro, biografías, ensayos y libros infantiles. Entre 1986 y 1987 fue directora del periódico O Primeiro de Janeiro y entre 1990 y 1993 estuvo en la dirección del Teatro Nacional de D. Maria II.

Es miembro de la Academia Europea de las Ciencias, de las Artes y de las Letras (París), de la Academia Brasileña de las Letras  y de la Academia de las Ciencias de Lisboa. Entre las distinciones recibidas se cuentan la Orden de Santiago da Espada (1980), la Medalla del Honor de la ciudad de Oporto (1988) y el grado de Officier de la Orden de las Artes y de las Letras del Gobierno Francés (1989). Tiene obras traducidas al alemán, castellano, dinamarqués, francés, griego, italiano y rumano.

Valiente, inteligente, sarcástica y sin miedo a desafiar convencionalidades y poderes, Agustina Bessa-Luís nunca temió decir lo que pensaba ni se dejó intimidar por el hecho de ser mujer o de no pertenecer a los círculos de poder. Por motivos de salud está apartada de la vida pública y literaria  desde hace varios años.

Capela dos Alfaiates
13 septiembre, 2018 / , ,

Discretamente situada en la confluencia de dos calles y con una arquitectura aparentemente simple, esta capilla merece ser visitada.

Si bien es conocida como la Capela dos Alfaiates (Capilla de los Sastres), dado que fue mandada construir por la Hermandad de Sastres, esta pequeña iglesia fue llamada Capela de Nossa Senhora de Agosto, teniendo en la fachada una imagen de barro de esta santa.

Fue construida en 1554 muy cerca de la Catedral de la Sé de Oporto, pero debido a la apertura del Terreiro de la Sé, fue retirada del lugar y en 1953 reedificada en el lugar donde se encuentra actualmente. Esta catalogada como Monumento Nacional desde 1927.

Nossa Senhora de Agosto es patrona de los Sastres, de ahí la veneración que llevó a que decidiesen construir este pequeño monumento cuya arquitectura realiza la transición del Gótico tardío al Manierismo de Inspiración flamenca.

En su interior,  además de la imagen en piedra caliza de la santa y de S. Bom Homem (San Buen Hombre), siglo XVII,  destaca el retablo de Nosa Senhora de Agosto, realizado en talla dorada del siglo XVII y de estilo manierista. Está compuesto por un conjunto de ocho tablas con episodios de la vida de la Virgen y del Niño Jesús: la Anunciación, la Adoración de los Pastores, la Adoración de los Reyes Magos, la Asunción de la Virgen y el Niño Jesús entre los Doctores. El remate está hecho por la Coronación de la Virgen, flanqueada por la Visitación y por la Huída a Egipto. Las pinturas fueron hechas entre 1590 y 1600.

Calle do Sol/ Calle S. Luís, Oporto

Horario: de lunes a viernes, de 15:00 h a 17:00 h

GPS: 41.143277204857, -8.6074742674828

 

 

Forte de São João Baptista
3 septiembre, 2018 / , , ,

También conocido como Castillo de San Juan de Foz, esta fortaleza fue construida para proteger la ciudad de los ataques piratas y de los navíos de países enemigos.

Erguido en el margen derecho de Barra do Douro, la génesis de este fuerte fue la residencia del obispo de la Diócesis de Viseu,  elaborada según el proyecto de un arquitecto italiano. Considerada como la primera manifestación de la arquitectura renacentista en el norte de Portugal, esta casa, así como los edificios adyacentes – como la iglesia de San Juan Bautista y la capilla-faro del Arcángel San Miguel-, fue rodeada de murallas durante el reinado  de D. Sebastián (1567). Su localización estratégica, fundamental para la defensa de la ciudad y de la región, justificaría varias intervenciones llevadas a cabo a lo largo de los años, procurando evitar ataques de piratas y de navíos provenientes de naciones con las que Portugal estaba en guerra a lo largo de su historia.

Cuando se restauró la independencia portuguesa después de 60 años de dominio español (1580-1640), D. João I quiso interesarse por el estado de las fortalezas nacionales y por la necesidad de construir más fuertes. El ingeniero francés Charles Lassart fue enviado a Oporto para determinar las obras necesarias en el fuerte; se decidió demoler la iglesia y la residencia, haciendo de esta manera la fortaleza más segura. Después de concluidas las obras, se reforzó la presencia de tropas de el lugar. En el siglo XVIII la fortaleza fue descrita con cuatro baluartes, un revellín, 18 piezas de artillería, pero al final de siglo se decidió que era necesario reforzar su seguridad, en especial con la finalización del foso y con la construcción de dos baterías. En el 1798 se proyectó también una portón de estilo neoclásico, con puente levadizo, que substituyó a la primitiva puerta de armas.

La evolución del armamento y de la capacidad de defensa llevó a que este fuerte fuese perdiendo importancia durante el siglo XIX. A mediados del siglo XX estaba abandonado, acabando por ser considerado Monumento de Interés Público y en los años 80 y 90 fue objeto de trabajos de limpieza y consolidación.

 

Curiosidades:

En el siglo XVI las obras fueron pagadas con los fondos obtenidos por el impuesto sobre la sal.

Durante la Guerra Peninsular (1808-1814), el 6 de junio de 1808, el Sargento Mayor Raimundo José Pinheiro ocupó las instalaciones del fuerte. En la madrugada siguiente hizo izar en su mástil la bandera portuguesa. Fue el primer acto de reacción portuguesa contra la ocupación napoleónica.

Durante la Guerra Civil Portuguesa (1828-1834), protegió, durante el asedio de Oporto (1832-1833), el desembarco de manutención para las tropas liberales de la ciudad.

En el siglo XIX sirvió de cárcel política.

La poetisa Florbela Espanca, casada con uno de los oficiales, vivió en el fuerte a principios de los años 20.

Coordenadas GPS: 41.148445879541, -8.6748862266541

Horario: de lunes a viernes de 9:00 a 17:00