Historia

Iglesia de S. João Novo
22 mayo, 2019 / , ,

Construida en una pendiente que baja hasta el Duero, en un lugar llamado “boa Vista”, encontramos uno de los edificios religiosos más significativos del centro histórico de Oporto. La Iglesia de S. João Novo fue construida en el siglo XVI y presenta grandes semejanzas artísticas y arquitectónicas con la Iglesia de S. Lourenço.

 El edificio, con planta de cruz latina, fue construido un poco más arriba de la antigua ermita de S.  João Belmonte. La construcción aún aprovechó la muralla, en la que ancló la construcción de la iglesia y el respectivo monasterio. En el exterior es posible observar partes de la muralla y acompañar su recorrido. Ya en el interior de la iglesia encontramos varios altares de talla del periodo barroco (siglo XVII) y azulejos de la misma época.

En el altar mayor, enriquecido con un retablo, datado del periodo entre 1757 y 1766, podemos encontrar un lienzo reservado a la Visión de San Agustín. La obra está atribuida a João Glama Stroberle, pintor de origen alemán, que nació en Lisboa en el año 1708. En el mismo altar mayor también es posible observar un mausoleo que capta la atención del visitante por su magnífica decoración. Se desconoce quien fue el autor de la obra.

El coro alto de la iglesia está compuesto por una sillería de una sola fila y en el lado del evangelio se encuentra un órgano de tubos. Destacan los azulejos alusivos a la vida de Santa Rita de Cássia, cuyo autor fue Bartolomeu Antunes y, localizada en el altar lateral de Santa Rita la imagen de Santo Ovidio y la de Nuestra Señora de la Guía, de Manuel Mirada, situada en el altar colateral. También es de gran interés el altar del Señor de los Pasos, situado en el lado derecho; la imagen de la invocación de Jesucristo es de grandes dimensiones y presenta trazos profundamente realistas. Desde esta iglesia salía la procesión del Señor de los Pasos, muy probablemente sería la imagen que se encuentra en este altar la que saldría en procesión.

Enfrente de la iglesia se encuentra el Palacio de S. João Novo, construido a finales del siglo XVIII, de estilo barroco y que muchos atribuyen a Nicolau Nasoni. Aunque está cerrado hace más de una década el Palacio sirvió de hospital durante el asedio de Oporto, en las Guerras Liberales y, más tarde, fue sede del Museo de Etnografía.

Además de las semejanzas con la iglesia del antiguo Colegio Jesuítico de San Lorenzo, la iglesia de S. João Novo revela también la influencia de la iglesia dos Grillos, por la composición de la fachada y por la planificación interior.

El edificio está adaptado para personas con limitaciones físicas y  aunque esté cerrado los domingos, es posible visitar la iglesia de S. João Novo desde el lunes hasta el sábado gratuitamente.

Este año, la iglesia de S. João Novo es uno de los espacios de la ciudad de Oporto que integra la programación del In Spiritum – el festival propone descubrir el patrimonio histórico a través de la música-.

Nuestra ciudad de Porto
29 marzo, 2019 / , , ,

En nuestra ciudad de Oporto, la ciudad con más historia, desentrañar sus orígenes y entender su red urbana resulta, como es natural, una extensa e interminable tarea. El siglo XX nos daría uno de los más representativos y consistentes cronistas e investigadores de la historia de la ciudad.

El 4 de Marzo de 1894 nacía Artur de Magalhães Basto, en el número 556 de la entonces llamada Rua Duquesa de Bragança, en una distinguida y notable vivienda hecha construir por su padre António José de Magalhães Basto, hacia el 1875, al entonces arquitecto y profesor de la Academia Portuense de Bellas Artes José Geraldo da Silva Sardinha.

Su formación en Derecho en la Universidad de Lisboa de poco le serviría en el futuro, ya que desde muy joven su carrera se inclinó hacia la  investigación y paleografía, en especial su carrera de docente, formando parte de la primera facultad de Letras de la ciudad, donde ejerció dando clases entre 1922 y 1931. En el Ayuntamiento de Oporto del que formó parte hasta su muerte, el 3 de Junio de 1960, dirigió desde 1934, los Servicios de Paleografía y Manuscritos de la biblioteca; desde 1938 ejerce como Director del Gabinete de Historia de la Ciudad y asumirá el cargo de Director de los servicios culturales, también hasta 1960. Además, fue Director del Archivo Distrital de Oporto, desde 1939, y trabajó como jefe del Registro de la Santa Casa da Misericórdia do Porto”, desde 1933.

Sin embargo, es como cronista de la ciudad como destacó Magalhães Basto: de su mano surgirán los más diversos temas de historia y arte siempre ligados a la ciudad de lo que daremos apenas algunos ejemplos: Los indispensables “Falam Velhos Manuscritos”, 1445 artículos semanales del diario portuense “O 1º de Janeiro” entre 1930 y 1960; y sus excelentes artículos en la revista de historia de la ciudad “O Tripeiro”, de la que fuera director entre 1945 y 1960. Algunas de sus 160 obras publicadas son transcripciones de conferencias, una de sus especialidades, mención especial de referencia  por la facilidad y el estilo con que llegaba a todo el mundo, sin discriminación, de una forma muy simple y directa, su narrativa histórica y sus estudios sobre Nuestra Ciudad de Oporto. De hecho, estas conferencias venían a ser como una forma de romper el silencio, la soledad de los archivos polvorientos, su natural rutina, como se refería en el texto de Febrero de 1960: “¡Como debe ser de aburrido pasar una vida, aunque  sea un año, un día, o tan solo una única hora, encerrado solo en un archivo, dedicado a pasar hojas, a leer, a descifrar papeles viejos, arrugados, amarillentos por el tiempo, raídos por las ratas, apolillados y oliendo a moho!”.

Nuestro querido e ilustre investigador moría en su última residencia, en Oporto, en el nº 500 de la calle de Gondarém.  Nos arriesgaremos a dejar como colofón una noble nota dejada por el profesor Luís Duarte en el catálogo de la exposición que le fuera dedicada al maestro en 2005 en la Galería do Palácio: “Percibimos que en la historia de nuestra tierra, hubo un antes y un después de la enseñanza y del trabajo de Artur de Magalhães Basto“.

IGLESIA DOS GRILOS – MUSEO DE ARTE SACRO Y ARQUEOLOGÍA
4 febrero, 2019 / , , ,

Iglesia de San Lorenzo o Iglesia dos Grilos, una visita que no se ha de perder, con una vista panorámica sobre el río Duero, la Invicta y la orilla de Gaia

Un paseo por el centro de la ciudad con destino a la catedral de Oporto es una ruta habitual para los turistas que visitan la Invicta (Porto). Descubrir la ciudad es una aventura. A medida que caminamos por las estrechas calles de la ciudad antigua vamos descubriendo sus secretos y sus curiosidades.

Invitamos hoy al turista a aventurarse a adentrarse por el Barrio de la Catedral. La Catedral, imponente, es el punto de partida de nuestra aventura. Más allá, a pocos metros,  en un callejón que parece no tener salida, surge la iglesia de San Lorenzo, más conocida como la Iglesia dos Grilos que, junto al Colegio homónimo, está clasificada como Monumento Nacional.

Comenzó a ser construida por los jesuitas en el siglo XVI y fue terminada en el siglo XVII. Si la mayoría de las iglesias ostentan una riqueza y opulencia muchas veces exageradas, la iglesia dos Grilos sorprende por sus líneas simples que dejan las paredes desnudas y sin adornos.

En la iglesia destacan el lindo altar de Nuestra Señora de la Purificación, el fantástico órgano con 1500 tubos que, según los registros fue construido a finales del siglo XVIII y el pesebre, una construcción única, datada del siglo XVIII y cuya autoría es atribuida a Machado de Castro. En Navidad, además de la tradición en tantas otras iglesias de la ciudad, es posible apreciar este rarísimo pesebre compuesto por decenas de figuras y que luego es colocado a la entrada de este monumento.

La Iglesia dos Grilos, a pesar de llamarse Iglesia de San Lorenzo, fue inicialmente la Iglesia y el Colegio de los Jesuitas. Con la extinción y expulsión de los jesuitas por el Marqués de Pombal, en el siglo XVIII, la iglesia fue donada a la Universidad de Coimbra y más tarde comprada por los Padres Descalzos de la Orden de San Agustín,  quienes por tener su residencia principal en Lisboa en la Calçada dos Grilos, eran coloquialmente llamados Padres Grilos. Y es de esta forma como se empieza a llamar a esta iglesia, la Iglesia dos Grilos, a pesar de no residir ya aquí.

El Museo de Arte Sacro y Arqueología de Oporto –con acceso por una puerta contigua a la izquierda de la iglesia- expone una colección de piezas interesantes desde estatuas de santos, a joyería religiosa y otras piezas litúrgicas. Es también aquí en el Museo donde, desde un magnífico porche, se puede tener una vista sin par sobre Oporto y Gaia y sobre el río Duero. ¡Una vista deslumbrante que no puede perder!

Guilhermina Suggia
10 enero, 2019 / ,

Nació en Oporto, en 1885. Guilhermina Suggia creció rodeada de música, en gran parte debido a su padre que era violoncelista. Muy temprano empezó a recibir clases de violoncelo y, con apenas 7 años, hizo su primera aparición en público, en Matosinhos. Con 13 años ya formaba parte del Orfeón Portuense y rápidamente apasionó a los portuenses. Fue un paso hasta dar los primeros conciertos, muchas veces acompañada de su hermana. Con 16 años recibió una beca, de la Reina D. Amélia, para estudiar en el mejor Conservatorio Europeo. Tocó en las salas más prestigiosas de Londres y de todo el mundo, pero nunca olvidó su ciudad natal. Es en este camino donde conoció a la directora del Conservatorio de Música de Oporto y es también en este recorrido que nace la Orquesta Sinfónica del Conservatorio. Guilhermina Suggia recorre Portugal, de norte a sur, y embelesa a todos con su talento. En la Biblioteca Municipal Florbela Espanca, en Matisnhos, se pueden encontrar diversos documentos con su correspondencia personal y oficial, fotografías …

Porto Escondido
9 enero, 2019 / , , ,

Las ciudades se construyen encima de ciudades. Esta es una idea que tanto los arqueólogos como los arquitectos presentan en la realidad de su trabajo cotidiano, que los condiciona, que los motiva y que está en la raíz del futuro de cualquier ciudad.

Desde que el hombre se sedentarizó, es decir, desde que las tribus de cazadores recolectores nómadas en busca de mejores tierras de caza dieron origen al asentamiento permanente en aldeas cuyos habitantes pasaron a vivir de la agricultura y de la cría de ganado, el tipo de hábitat se modificó y pasó a tener un carácter estable, con la adopción de materiales como el adobe, el ladrillo y la piedra, además de la madera, utilizada desde siempre.

Constatamos esto en poblados tan antiguos como en Catal Hüyük (Anatolia, al sur de Turquía) o en Jericó (Palestina), tal vez las ciudades más antiguas que se conocen, construidas entre el 8.000 y el 7.000 a. De C., y donde las construcciones se fueron sucediendo, creciendo las ciudades horizontalmente, pero también a costa de la demolición de construcciones anteriores, aprovechando muchas veces sus cimientos para, sobre ellos, erguir nuevas edificaciones.

Oporto no ha sido diferente. Pero quien lo sobrevuela, quien llega de la otra orilla o quien recorre sus calles y observa sus casas, no tiene esta percepción, ve apenas aquello que sus ojos captan, las calles, las casas, los edificios, las infraestructuras, sin pensar que esta es tan solo nuestra ciudad, no la de nuestros abuelos u otros ancestros.

Aquellas, sus ciudades, están sepultadas bajo la nuestra y, en un momento en que Oporto vibra con su recuperación, con la recuperación de su Centro Histórico, las señales de esas “ciudades” que nos antecedieron salen a la superficie.

Tal vez los vestigios más antiguos se encuentren en el edificio de la calle D. Hugo nº 5, por detrás de la Sé, donde ha sido posible secuenciar una ocupación con vestigios desde el siglo VIII a. De C., con casas de planta redonda. A éstas se sobreponen casas ya del periodo romano, de planta cuadrangular.

Otro fantástico ejemplo de la manera en que la ciudad fue construida nos lo muestran las excavaciones arqueológicas de la Casa do Infante, ya en la zona baja de la ciudad, donde a una gran y lujosa casa romana y tardo-romana (siglos IV-VI) se sobreponen las construcciones medievales, como el edificio de las cocheras del Rey, la Alfândega Régia y la Casa de la Moneda, perdurando su ocupación y sucesivas ampliaciones hasta la Edad Moderna y Contemporánea.

Pero el ejemplo que les vamos a compartir es igualmente representativo: en una obra realizada en un edificio que da frente a la calle de S. Francisco y la calle Nova da Alfândega, donde tuvo su sede la antigua empresa de tránsitos A. J.  Gonçalves de Moraes, en unas excavaciones allí realizadas, aparecieron vestigios de la ciudad ochocentista, más concretamente el antiguo barrio dos Banhos.

Tapado durante las grandes transformaciones urbanísticas inherentes a la edificación de la Alfândega Nova (1860-1870), de la calle Nova da Alfândega y de la calle Ferreira Borges, que implicó la destrucción del Monasterio de S. Domingos, el viejo barrio dos Banhos fue sepultado bajo 5 metros de escombros.

Las excavaciones han mostrado otra faceta de la ciudad, una zona ribereña y poco recomendable, que iba desde el arenal ya descrito por Ranulfo de Granville en 1147 y donde se situaban los balnearios de la ciudad, hasta la portilla de los Banhos y la calle dos Banhos.

Fue en uno de esos callejones, aún con edificios a ambos lados, que fue descubierto. Una de las casas, situada frente a la puerta de entrada flanqueada por ventanas con rejas de hierro, tenía un patio de adoquines.

En una zona contigua, a cerca de un metro de profundidad, el sólido cimiento de lo que podían haber sido unos baños públicos. La excavación se detuvo ahí.

Pero el hallazgo de materiales de construcción de la época romana puede indicar la presencia de vestigios mucho más antiguos.

 

Marcelo Mendes Pinto – Arqueólogo. Investigador CITCEM

Fenianos, por Oporto
15 diciembre, 2018 / ,

El Club Fenianos Portuenses nació el 25 de marzo de 1904 primeramente en la Plaza da Batalha pasando más tarde, en 1935, a su actual ubicación en la Avenida dos Aliados, justo al lado del Ayuntamiento de Oporto.

El club fue reconocido como comendador de la orden militar de Cristo por los servicios prestado en sus años de existencia y con la medalla de oro de la ciudad, ya que su lema era “Por Oporto”.

Un grupo de cuatro de los fundadores a finales de 1903, ciudadanos portuenses y futuros fenianos, buscaron obtener los conocimientos necesarios para la organización de un desfile de carnaval con la exuberancia del carioca y la belleza estética del de Venecia, realizando a tal efecto un viaje a Brasil.

A partir de esta colaboración nació, casi un año después, el Club Carnavalesco Fenianos Portuenses,  más tarde club Fenianos Portuenses. El objetivo principal era devolver a la ciudad un carnaval a la altura de su sensibilidad artística.

Como nota curiosa, el suelo de la sala noble también trajo consigo el “efecto Brasil”, ya que todo él es de almendrillo amarillo de tono claro y madera de granadillo.

La historia, patrimonio, memorias y la intervención cívica y cultural en la ciudad, de los Fenianos, impregnó la vida de Oporto y fue apreciada por su población, sus eruditos, sus personas notables e incluso por la gente anónima, pasando a ser una tradición memorable de Oporto. Su centenaria y noble historia, sus libros de oro y las lápidas y cuadros que reviste, interiormente, sus vetustas paredes, da fe de la presencia de algunas de las más importantes fuerzas vivas de la ciudad, de la industria y del comercio. Nombres de grandes escritores como Aquilino Ribeiro, Jorge de Sena, José Régio; dramaturgos como Pirandello; artistas plásticos, fotógrafos y pintores de renombre como Guedes de Oliveira y el renombrado pintor Amadeu de Sousa Cardoso; folcloristas y musicólogos como Armando Leça; charlas con el historiador de la ciudad Artur de Magalhães Basto y muchas, muchas otras personalidades de renombre nacional e internacional.

Actualmente continúa manteniendo una programación anual de actividades socio-culturales permanentes que van de la música, el canto coral e instrumentos al ilusionismo, pasando por el teatro, la danza, el billar, el ping-pong y otros juegos de salón, no sólo para los asociados sino para todos los que lo visitan.

FRANCISCO SÁ CARNEIRO
7 noviembre, 2018 / , , ,

Si ha llegado a Oporto aterrizando en el Aeropuerto Francisco  Sá Carneiro o si, paseando por Antas,  se ha cruzado con una estatua suya en la plaza con el mismo nombre, ¡este artículo es para Ud.!

Nació en 1934 en Oporto, donde también creció. Francisco Sá Carneiro es un abogado y político portugués que destacó desde muy temprano por su oposición al régimen dictatorial entonces vigente, siendo el máximo exponente de la lucha por el regreso al país del Obispo de Oporto, D. Antonio Ferreira Gomes (cuya estatua podrá admirar junto a la iglesia de los Clérigos), exiliado por el Estado Nuevo de Salazar.

En 1969, como independiente, fue elegido para la Asamblea Nacional y pronto se convirtió en el líder de la llamada Ala Liberal, siendo responsable de varias iniciativas que aspiraban a una transición pacífica y progresiva de Portugal hacia un régimen democrático y libre.

Frente al fracaso de la implementación de su visión demócrata, personalista y humanista, renuncia al cargo de diputado y regresa a Oporto donde ayuda a germinar la idea de crear un partido social demócrata, que vería la luz tras la Revolución del 25 de abril de 1974, que puso fin al régimen dictatorial. Nace, así, el 6 de mayo de 1974 el Partido Popular Democrático, actual Partido Social Demócrata, del que fue co-fundador y principal impulsor Francisco Sá Carneiro.

Como Presidente del PPD, fue elegido diputado en la Asamblea Constituyente (1975) que habría de preparar y aprobar la primera Constitución de la República de régimen democrático.

A finales de 1979, fundó Alianza Democrática, partido que ganó las siguientes elecciones legislativas. A la cabeza de la mayor coalición gubernamental desde el 25 de abril de 1974, Sá Carneiro fue nombrado Primer Ministro en enero de 1980, cargo que ejerció hasta su inesperada y trágica desaparición el 4 de diciembre de 1980, cuando el avión en que se trasladaba a Oporto se estrelló en Camarate, en circunstancias que aún hoy día no ha sido posible esclarecer.

Su lado público no le impidió vivir su propia vida y arriesgarse a la crítica, en un país tradicional y en el que el divorcio no era, siquiera, permitido, cuando se separó para vivir con la fundadora de la editorial D. Quixote, Snu Abecassis, que también perdería la vida en el accidente de Camarate. Lapidario y frontal, como siempre en la vida, declaró: “Si la situación fuera considerada incompatible con mis funciones, escogería a la mujer que amo”.

Auténtico referente de su ciudad y de su país, con una nobleza y rectitud de carácter sin par, la muerte de Francisco Sá Carneiro constituyó una pérdida irreparable para la vida pública portuguesa y su memoria es, todavía hoy, inspiradora para todos aquellos que reconocen en su ejemplo la máxima expresión de ser y estar en la política, para quienes saben como él que “Encima de la Social-Democracia la Democracia; encima de la Democracia el Pueblo Portugués”.

GOMES TEIXEIRA – El matemático que podía haber sido sacerdote
15 octubre, 2018 / , , ,

Gomes Teixeira, ilustre matemático que fue el primer rector de la Universidad de Oporto,  no estudió teología por pura casualidad.

Nacido en enero de 1851 en Armamar, pronto destacó por su inteligencia y las buenas notas obtenidas en todas las disciplinas. En aquel momento, era común que los muchachos con buen aprovechamiento escolar fueran encaminados para el Seminario, pero el joven era brillante en matemáticas. Así, cuando llegó el momento de ir a la Universidad, la familia decidió que se decidiría al azar entre Teología y Matemáticas.

La suerte decidió Matemáticas y desde que llegó a la Universidad de Coímbra, Francisco Gomes Teixeira destacó por las notas máximas obtenidas. A los 20 años publicó su primer trabajo y en 1874 terminó la carrera con sobresaliente. Una trayectoria académica tan brillante tenía, obviamente, que conducir a hacer carrera como profesor. Destacó en la Universidad de Coímbra y en la Escuela Politécnica de Oporto, que acabaría dirigiendo. En 1911 se fundó la Universidad de Oporto y Gomes Teixeira fue escogido para ser su primer rector. Murió en Oporto en 1933. Después de su muerte se realizaron tres bustos en bronce, posteriormente colocados en su tierra natal, en la Universidad de Oporto y en la Universidad de Coímbra.

 

UNIVERSIDAD DE OPORTO
11 octubre, 2018 / ,

Fundada el 22 de mayo de 1911, la Universidad de Oporto está cada vez más valorada por los estudiantes portugueses y extranjeros. Con 14 facultades y tres ubicaciones distintas (el centro, Asprela y Campo Alegre), cuenta con cerca de 30 mil estudiantes de todo el mundo.

Los orígenes de la Universidad de Oporto están en la Escuela de Náutica, creada por el rey D. José I en 1762 y destinada a preparar marineros y pilotos para embarcar en los navíos que partían de Barra do Douro hacia todo el mundo. Le siguieron la Escuela de Dibujo y Diseño, creada en 1779; la Academia Real de Marina y Comercio, en 1803; la Academia Politécnica, en 1837. Todas estas escuelas estaban destinadas a preparar cuadros cualificados para trabajar en el área naval, en el comercio, en la industria y en las artes.

En 1825 nació la primera escuela médica de Oporto, la Real Escuela de Cirugía, que 11 años más tarde daría lugar a la Escuela Médico-Quirúrgica. La Escuela de Dibujo y Diseño estuvo también en el origen de otras escuelas ligadas a las artes.

En marzo de 1911, pocos meses después de la implantación de la República (en octubre de 1910), se fundó esta universidad que, desde entonces no ha parado de crecer en términos de oferta de cursos, número de alumnos y prestigio internacional. Inicialmente dividida en dos facultades (Ciencias y Medicina), recibió en 1915 la Facultad Técnica (rebautizada en 1926 como Facultad de Ingeniería), en 1919 la Facultad de Letras y, en 1921, la Facultad de Farmacia. La Facultad de Economía fue creada en 1953.

Con la revolución del 25 de abril, en 1974, la Universidad de Oporto tuvo un gran crecimiento, recibiendo más facultades: el Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar (1975), la Facultad de Deporte (1975), la Facultad de Psicología y de ciencias de la Educación (1977), la Facultad de Arquitectura (1979),  la Facultad de Medicina Dental (1989), la Facultad de Ciencias de la Nutrición y de la Alimentación (1992), la Facultad de Bellas Artes (1992) y la Facultad de Derecho (1994). La Escuela de Gestión de Oporto fue creada en 1988 y desde 2008 pasó a ser designada como Escuela de Negocios de la Universidad de Oporto.

El Decanato

 Es la sede de la Universidad de Oporto. Situado en el centro de la ciudad, en la Plaza Gomes Teixeira, este imponente edificio acoge también el Museo de Historia Natural y el Museo de Ciencias. Entre 1803 y 1837 acogió la Escuela Real de Marina y comercio y la Escuela Politécnica de Oporto (entre 1837 y 1911). Instalado en el espacio que albergaba un colegio para huérfanos, este edificio sufrió varias demoras en su construcción, siendo readaptado para nuevas funciones diversas veces. El día 20 de abril de 1974 un incendio destruyó una parte del edificio, que fue nuevamente objeto de obras y renovaciones. Entre 1976 y 1996 el decanato operó en un edificio junto al Palacio de Cristal.

Iglesia São Pedro de Miragaia
9 octubre, 2018 / , ,

Muy cerca del Duero y en plena zona histórica, esta iglesia con un interior ricamente decorado constituyó una señal de la devoción de los pescadores de São Pedro.

La actual iglesia, reconstruida el siglo XVIII,  se alzó en el lugar donde anteriormente había otro templo de origen medieval. Miragaia, junto al río Duero, fue una de las primeras zonas habitadas de la ciudad. Nacida en el corazón de una comunidad pescadora bastante devota, esta iglesia fue consagrada a San Pedro, santo patrón de los pescadores.

El anterior templo dio lugar, en 1740, a un templo con una estructura simple, con una nave única. Sin embargo, la riqueza de la decoración interior compensa esta simplicidad. El presbiterio está totalmente revestido de esculturas doradas. Un trabajo que se prolongó durante varios años y que hizo que esta decoración refleje la evolución de la estética de diferentes periodos. El techo y el tríptico en la Capilla del Espíritu Santo, atribuido al pintor flamenco Van Orley, merecen igualmente una atenta mirada. En el exterior, destacan los azulejos simples colocados – en el siglo XIX.- en la fachada y en el campanario, y los adornos barrocos en las columnas laterales.

Largo de S. Pedro de Miragaia, Oporto

Horario: de martes a sábado de 15:30 h a 19:00 h

Domingos de  10:00 h 11:30 h