Perfil

Conocer Siza Vieira a través de su obra
7 octubre, 2020 / , ,

El más prestigioso arquitecto portugués firmó casas, museos, escuelas y hasta una estación de metro en el área de Oporto.

La Casa de Té/Restaurante de Boa Nova y la Piscina de Marés, ambas en Leça de Palmeira, son las obras más famosas de este arquitecto. Construidas en los años 60, en una fase inicial de su carrera, ambas se localizan en el municipio donde nació. También en Matosinhos, el Monumento al Poeta Antonio Nobre, la Marginal de Leça de Palmeira o la Piscina de la Quinta de Conceição son otros ejemplos de obras del vencedor del premio Pritzker.

En Oporto existen también varios espacios públicos concebidos por Siza Vieira, como la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oporto, el Museo de Arte Contemporáneo de la Fundación de Serralves, obras concluidas en los años 90. La línea de Siza Vieira también está presente en las habitaciones sociales, como por ejemplo en el Barrio de São Vítor o en el Barrio de Bouça, en edificios de oficinas y hasta en el túmulo del poeta Eugenio de Andrade.

Entre sus obras más recientes y más visibles para el gran público están, por ejemplo, la renovación de la Avenida de los Aliados o la estación de metro de São Bento, ambas ubicadas en el centro de la ciudad.

Siza Vieira es también el autor de la nueva capilla de Afurada, en Vila Nova de Gaia, que será construida brevemente. Marco de Canaveses, Gondomar o Vila do Conde son igualmente ciudades que poseen obras firmadas por el arquitecto.

Ricardo Jorge – Precursor del Sistema Nacional de Salud.
21 septiembre, 2020 / , ,

Ricardo de Almeida Jorge nació en Oporto, el 9 de mayo de 1858.
Asistió a la Escuela de Medicina y Cirugía de Oporto entre 1874 y 1879, terminando su curso de medicina a la edad de 21 años, con una disertación “El nerviosismo en el pasado” Comenzó su vida profesional en la Facultad de Medicina y Cirugía de Oporto. En 1880, enseñó Anatomía, Histología y Fisiología Experimental en la misma Facultad y compitió por el puesto de profesor sustituto en el Departamento de Cirugía de la misma escuela. Elabora un trabajo sobre Ubicaciones de conducción en el cerebro, en un momento en que la neurología estaba dando sus primeros pasos. Sin demorar la práctica clínica, viaja varias veces al extranjero, asistiendo a las lecciones del neurólogo Charcot.
Mientras regresaba a Oporto, publicó varios artículos en revistas científicas y creó el primer laboratorio de microscopía y fisiología en Oporto.
Como la neurología era su primer interés, dejó un trabajo monumental, cubriendo diversos temas, enfocando la mayor parte de su legado en las especialidades de Higiene y Epidemiología. Su estilo va más allá de un hombre de ciencia, como podemos ver en un comentario de Camilo Castelo Branco, de quien era amigo. incluso en el púlpito oratorio … “, en la obra Serões de S. Miguel de Seide.
Los estudios realizados sobre hidroterapia y el interés de Ricardo Jorge en el termalismo y la hidrología (realizando algunos experimentos sobre los efectos de los fluoruros alcalinos y en las aguas termales) siguen, en 1888, el contrato de exploración por cincuenta años, de Caldas do Gerês , donde ocupó el cargo de director clínico entre 1889 y 1892. Companhia das Caldas do Gerês, que no tenía vocación para actividades comerciales, se declaró en quiebra en 1893.
Varios debates sobre la instalación de cementerios en Oporto llevaron a Ricardo Jorge a dar una serie de conferencias (1884), en una actitud contradictoria sobre lo que las autoridades de salud pensaban sobre la higiene social, contribuyendo a un gran debate. Fue un momento fundamental en el proceso evolutivo de la salud pública en Portugal.
Por invitación del Ayuntamiento de Oporto, formó parte de un estudio sobre las condiciones de salud de la ciudad, preparando un informe publicado en 1988. Fue nombrado médico municipal de Oporto en 1891 y recibió otra invitación en 1892 para administrar los Servicios Municipales de Salud. e Higiene de Oporto y el Laboratorio Municipal de Bacteriología.
En 1895 fue nombrado profesor de la Cátedra de Higiene y Medicina Legal en la Escuela Médico-Quirúrgica de Oporto.
Los estudios de Ricardo Jorge, Arantes Pereira y el Conde de Samodães ayudaron a influir en la Reina D. Amélia en la creación de la Asistencia Nacional a la Tuberculosis y la construcción de sanatorios para los enfermos.
En 1899, Oporto fue golpeado por un brote de peste bubónica (en teoría extinta en Occidente desde 1700). Ricardo Jorge hace el diagnóstico informando a las autoridades competentes el brote de la epidemia. Se solicitó ayuda internacional de inmediato y se ordenaron doscientos tubos de suero “Yersin” al Instituto Pasteur de París. Aunque varias personas fueron vacunadas por el Dr. Calmette, entre los cuales los propios hijos de Ricardo Jorge, al conocer muy bien las condiciones para el desarrollo de la peste, establecieron medidas sanitarias estrictas y la eliminación de los agentes transmisores de enfermedades como las ratas y pulgas (por cada rata grande entregada a una estación de policía, se pagaron 20 reales por cada 10 pequeñas), además de medidas preventivas para la erradicación de la plaga (aislamiento de pacientes y desinfección de casas donde se encontraron casos patológicos)
El Consejo de Salud promulgó un cordón sanitario alrededor de la ciudad, defendido por el ejército, sin embargo, el daño económico resultante del aislamiento y la instigación de algunos grupos políticos condujo a una revuelta de la población, lo que resultó en algunos episodios violentos.
Aunque protegido por las autoridades y contando con la solidaridad de los médicos de Oporto, Ricardo Jorge se va a Lisboa, donde es nombrado Inspector General de los Servicios de Salud del Reino Unido, lentes de higiene en la Escuela Médico-Quirúrgica de Lisboa y miembro del Consejo Superior de Higiene y Salud. .
En 1899 creó el de la Dirección General de Salud y Beneficios Públicos y el Instituto Central de Higiene, más tarde el Instituto Superior de Higiene (que hoy lleva su nombre).
Podemos decir que Ricardo Jorge a fines del siglo XIX dio lugar a una profunda reforma de la salud pública en Portugal, en todos los aspectos que están a su alcance (académicos, legislativos y de investigación).
La inestabilidad política de la Primera República no permitió el desarrollo previsto por Ricardo Jorge y fue solo durante el Estado Novo con Marcelo Caetano como Presidente del Consejo de Ministros que se dio un nuevo impulso a los problemas de salud, el modelo de salud presentado por Baltazar Rebelo de Sousa y Gonçalves Ferreira, clave para la creación del futuro Sistema Nacional de Salud.
Una curiosidad interesante fue el hecho de que prohibió la coca-cola en Portugal (en 1927 como Director General de Salud), como se informó después de tomar nota del eslogan publicitario creado por Fernando Pessoa “Primero te pones extraño, luego te involucras”. Fue solo en 1977 que se levantó esta prohibición.
Estuvo activo hasta casi el final de su vida, intervino y participó en una reunión de la Oficina Internacional de Higiene tres meses antes de morir en Lisboa, el 29 de julio de 1939.

Jaime Isidoro
17 septiembre, 2020 /

Porto fue el tema principal de sus pinturas.

Nacido el 21 de marzo de 1924, estudió dibujo y pintura en la Escuela Soares dos Reis, en Oporto, y su primera exposición individual en 1945, en la ciudad de Oporto, en el entonces designado Salão Fantasia (en la Rua 31 de Janeiro).

Oporto fue el tema principal de sus pinturas, principalmente acuarelas.

Paralelamente a su carrera como pintor, mantuvo una amplia gama de actividades como animador cultural, galerista y maestro, y se relacionó con momentos importantes en las artes visuales en la ciudad de Oporto y en el país. Promovió los Encuentros Internacionales de Arte en la década de 1970 y editó la Revista de Artes Plástica, que contó con la colaboración de importantes críticos y artistas portugueses, mostrando un interés particular en la realización de proyectos culturales innovadores.

En 1978, fundó la Bienal de Arte de Vila Nova de Cerveira, en Alto Minho, que se convertiría en la principal bienal de arte del país. En los últimos años de su vida, Jaime Isidoro también estuvo vinculado a la bienal, siendo presidente de la mesa de la asamblea general del Cultural Development Core Project, que organiza la iniciativa Cerveira.
Recibió los premios Armando Basto (1954), António Carneiro (1955), Henrique Pousão (1957). También fue distinguido con la Medalla al Mérito Cultural de la Cámara de Cerveira (1982) y con las medallas de oro de las Cámaras de Oporto, en 1988, y de Gaia, en 2002. Está representado en colecciones públicas y privadas, entre las cuales: Museo do Chiado; Museo Machado de Castro entre otros. En 2006 presentó una exposición antológica de su obra en la Casa-Museu Teixeira Lopes, en Vila Nova de Gaia.

El 10 de junio de 2006, fue nombrado Gran Oficial de la Orden del Mérito.

Amadeo de Souza Cardoso
16 diciembre, 2019 / ,

Amadeu de Souza-Cardozo (1887-1918), nacido en Manhufe, Amarante, asiste a Bellas Artes en Lisboa y viaja a París, donde asiste a la Academia Viti de Anglada Caramassa, dedicándose por completo a la pintura. Crea amistad con Modigliani, Brancusi, Archipenko, Juan Gris, Robert y Sonia Delauney. En 1912 expone en el Salon des Indépendants y en el Salon d´Autonne. Exhibe algunas obras en el Armory Show (Estados Unidos) en 1913.

En 1914, reúne en Barcelona con Gaudí y el escultor Sola su amigo. Regresa a Portugal ese año debido al comienzo de la guerra, instalándose en la granja en Manhufe con Lucia Pecetto con quien después se casa en Oporto.

Muere en Espinho en octubre de 1918, víctima de la gripe española.

Amadeo de Souza-Cardoso, es la principal referencia del museo al que da nombre, ubicado en un espacio del edificio que albergaba el convento dominico de S. Gonçalo de Amarante.

Miguel Veiga – Un ilustre portuense
29 junio, 2019 / , ,

Miguel Luís Kolback da Veiga nació en Oporto el 30 de junio de 1936, ciudad donde falleció el 14 de noviembre de 2016.

Ilustre abogado portuense, Miguel Veiga era célebre por la esmerada producción, casi literaria, de sus piezas procesales y por la forma brillante como se presentaba en juicio.

Desde temprana integró movimientos académicos de oposición al régimen de Salazar, lo que le impidió años más tarde de ser admitido como docente universitario.

Después de la revolución de abril, en mayo de 1974, es responsable, junto a Francisco Sá Carneiro, Magalhães Mota y Francisco Pinto Balsemão, por la fundación del Partido Popular Democrático, hoy Partido Socialdemócrata, del que formó parte hasta la fecha muerte y del que fue uno de sus miembros más brillantes, incluso y tal vez hasta sobre todo cuando para frontalmente discrepar del rumbo trazado o del camino seguido. Por eso, contra las indicaciones de su PSD, fue partidario de Mário Soares en su primera candidatura a la Presidenta de la República y, más recientemente, de Rui Moreira, actual alcalde de Oporto.

A pesar de ser solicitado para ello, nunca desempeñó funciones gubernamentales. Dice, en respuesta a las invitaciones recibidas para ello, “no querer perder su libertad ni dejar el Puerto”, ciudad de su pasión.

Al lado de su trabajo, de la intervención cívica y política de alto nivel, Miguel Veiga era aún un amante de las artes, de la literatura a la pintura, del cine a la escultura, ahí recogiendo contribuciones que muchas veces ilustraban sus intervenciones públicas.

El nombre de Miguel Veiga es importante para la historia de la democracia portuguesa, búsqueda y afirmación de la libertad y los valores de justicia, la sinceridad, la independencia y la fuerza de carácter que es tan característica de los buenos do Porto.

Miguel Veiga fue todavía autor de varios ensayos jurídicos y culturales, y una voz presente en la prensa escrita donde a lo largo de la vida mucho colaboró.

Es Gran Oficial de la Orden de la Libertad y recibió la medalla de Honor de la Ciudad, la más alta distinción de Oporto.

D. Antonio Ferreira Gomes: hacer el bien sin temer el castigo
15 diciembre, 2018 / ,

Sería deshonesto, e incluso extraño, negar la dimensión y el impacto político de una figura como la del antiguo Obispo de Oporto, D. Antonio Ferreira Gomes (1906–1989), reconocido como un crítico del régimen dictatorial del Estado Nuevo de Portugal que estuvo en vigor desde 1933 hasta el 25 de abril de 1974. Pero es fácil desenfocar la mirada y mermar a la persona cuando estrechamos la perspectiva a partir de la cual procuramos comprender algo. Entender que en Dios se puede encontrar la fuerza liberadora, la confianza que da a los gestos y a las palabras la liberación de todos los poderes temporales (sobre todo de aquellos que se creen eternos), prevendría de muchos engaños. Es un error reducir a D. Antonio a actor político y leer a partir de sus gestos y de sus intenciones.

El Obispo de Oporto fue un hombre de Dios, movido por el deseo de fidelidad a la iglesia y a la Doctrina Social. No quiso estar por delante de su tiempo. Fue, por ser un hombre de su tiempo, capaz de saber leer los dramas humanos, sociales y religiosos del momento que vivió. Por esta razón, generó tanta resistencia. La carta que escribió a Salazar, y que acabó por contribuir a su exilio de diez años (1959-1969), revela su capacidad de comprender la realidad. Escritas un 13 de julio de 1958, aquellas líneas pretendían preparar un encuentro con Salazar. Se trataba de un memorándum a través del cual D. Antonio quiso presentar al Presidente do Conselho los temas y cuestiones que le gustaría discutir en la reunión que debían mantener.

La carta revelaba su sensibilidad a la injusticia. Siguiendo la Doctrina de la Iglesia, hablaba de la necesidad de que los frutos del trabajo fueran distribuidos equitativamente, reconocía el derecho a la huelga, denunciaba las miserias humanas y abría la posibilidad a la creación de partidos. Deseaba para los católicos una formación política y cívica que les posibilitase una participación consciente y libre en la vida social. La carta acabaría por ser revelada públicamente. El Obispo de Oporto negó siempre cualquier responsabilidad en este incidente.

Lo que movía a D. Antonio Ferreira Gomes no era un pasatiempo infructífero o una acción en busca de protagonismo. A partir de la lectura profunda y exigente de la realidad, libre de miedo, porque creía en Dios, buscaba el bien y la justicia.

Esta raíz espiritual es,, muchas veces difícil de captar. Son pocos los que han sido capaces de comprender al ser humano a partir de convicciones y motivaciones tan profundas. Pero solo estas sustentas a los hombres libres. Y solamente quien es libre encuentra el desapego de procurar el bien sin temer el castigo.

FRANCISCO SÁ CARNEIRO
7 noviembre, 2018 / , , ,

Si ha llegado a Oporto aterrizando en el Aeropuerto Francisco  Sá Carneiro o si, paseando por Antas,  se ha cruzado con una estatua suya en la plaza con el mismo nombre, ¡este artículo es para Ud.!

Nació en 1934 en Oporto, donde también creció. Francisco Sá Carneiro es un abogado y político portugués que destacó desde muy temprano por su oposición al régimen dictatorial entonces vigente, siendo el máximo exponente de la lucha por el regreso al país del Obispo de Oporto, D. Antonio Ferreira Gomes (cuya estatua podrá admirar junto a la iglesia de los Clérigos), exiliado por el Estado Nuevo de Salazar.

En 1969, como independiente, fue elegido para la Asamblea Nacional y pronto se convirtió en el líder de la llamada Ala Liberal, siendo responsable de varias iniciativas que aspiraban a una transición pacífica y progresiva de Portugal hacia un régimen democrático y libre.

Frente al fracaso de la implementación de su visión demócrata, personalista y humanista, renuncia al cargo de diputado y regresa a Oporto donde ayuda a germinar la idea de crear un partido social demócrata, que vería la luz tras la Revolución del 25 de abril de 1974, que puso fin al régimen dictatorial. Nace, así, el 6 de mayo de 1974 el Partido Popular Democrático, actual Partido Social Demócrata, del que fue co-fundador y principal impulsor Francisco Sá Carneiro.

Como Presidente del PPD, fue elegido diputado en la Asamblea Constituyente (1975) que habría de preparar y aprobar la primera Constitución de la República de régimen democrático.

A finales de 1979, fundó Alianza Democrática, partido que ganó las siguientes elecciones legislativas. A la cabeza de la mayor coalición gubernamental desde el 25 de abril de 1974, Sá Carneiro fue nombrado Primer Ministro en enero de 1980, cargo que ejerció hasta su inesperada y trágica desaparición el 4 de diciembre de 1980, cuando el avión en que se trasladaba a Oporto se estrelló en Camarate, en circunstancias que aún hoy día no ha sido posible esclarecer.

Su lado público no le impidió vivir su propia vida y arriesgarse a la crítica, en un país tradicional y en el que el divorcio no era, siquiera, permitido, cuando se separó para vivir con la fundadora de la editorial D. Quixote, Snu Abecassis, que también perdería la vida en el accidente de Camarate. Lapidario y frontal, como siempre en la vida, declaró: “Si la situación fuera considerada incompatible con mis funciones, escogería a la mujer que amo”.

Auténtico referente de su ciudad y de su país, con una nobleza y rectitud de carácter sin par, la muerte de Francisco Sá Carneiro constituyó una pérdida irreparable para la vida pública portuguesa y su memoria es, todavía hoy, inspiradora para todos aquellos que reconocen en su ejemplo la máxima expresión de ser y estar en la política, para quienes saben como él que “Encima de la Social-Democracia la Democracia; encima de la Democracia el Pueblo Portugués”.

António de Sousa Pereira – 20º Rector de la Universidad de Porto
7 octubre, 2018 / ,

Licenciado, profesor universitario y doctor en Medicina por el ICBAS (Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar), fue en esta facultad de la Universidad de Oporto donde llevó a cabo toda su carrera académica. En abril de este año fue elegido por el Consejo General como Rector de la Universidad de Oporto para el cuatrienio 2018-2022.

Antonio Manuel de Sousa Pereira nació el 17 de octubre de 1961, en el barrio de Ramalde en Oporto. Licenciado, profesor universitario y doctor en Medicina por el ICBAS, fue en esta facultad de la Universidad de Oporto donde llevó a cabo toda su carrera académica, habiendo presentado su tesis doctoral en el área de Anatomía en el año 2000. Cuatro años más tarde, y ya en calidad de Profesor Catedrático, fue elegido por primera vez director de la facultad.

Es miembro del Consejo Nacional de Ética para las Ciencias de la Vida elegido por la Asamblea de la República, Vicepresidente del Consejo Estratégico del Instituto Portugués de Oncología de Oporto,  miembro del Consejo Directivo del Centro Académico Clínico ICBAS/Centro Hospitalario de Oporto y del Consejo Estratégico de Centro Hospitalario de Vila Nova de Gaia/Espinho.

Entre los cargos que ha ejercido, dentro y fuera de la academia, están los de Presidente del Consejo Nacional de Enseñanza y Educación Médica de la Orden de Médicos e Portugal, consultor del Gobierno de la República Dominicana para la evaluación de la reforma de las Facultades de Medicina (2016-2017), o miembro del Consejo de Administración de ORPHEUS –Organisation of PhD Education in Biomedicine and Health Sciences in European System- (2013-2016).

Como investigador ha colaborado, en el ámbito de su tesis de doctorado, en la organización e informatización de un Registro Oncológico de la Población, que constituyó el primer registro oncológico de base poblacional hecho en Portugal. En los últimos años, desarrolló su actividad de investigación en el área de gestión universitaria y política de salud. Entre otros proyectos internacionales coordinó y participó en el estudio “Guidelines for Acreditation and Quality Assurance of Health Care Units Used for Teaching in Undergraduate Medicine”,  en colaboración con el Imperial College.

Fuera de la Universidad, Antonio de Sousa Pereira, de 56 años, continua siendo un hombre muy ligado a Oporto, ciudad donde nació y estudió casi siempre: de joven estudió en el Liceo Alexandre Herculano y posteriormente, su licenciatura, máster y doctorado, en el ICABS de la Universidad de Oporto. Es simpatizante del FC Porto, aunque admita que no va muchas veces al estadio de Dragão; entre sus platos preferidos están las “Tripas à moda do Porto” (entrañas al estilo de Oporto), especialmente cuando las hace su madre.

Casado, padre de dos hijos, vive cerca del río Duero y destina su tiempo libre en una antigua pasión: colecciona máquinas fotográficas. Había jugado al ajedrez y actualmente es atleta federado de tiro de pistola.

Manuel Pinheiro
19 septiembre, 2018 / ,

Al Presidente de la Comisión Ejecutiva de la CVRVV –Comisión de Viticultura de la Región de los Vinos Verdes-,  le gusta pasear para descubrir la ciudad donde nació. A pesar de ser un apasionado por los automóviles antiguos, es a pie como le gusta recorrer Oporto.

Manuel Pinheiro nació en 1966 en Sé, una de los más típicos barrios (freguesía) de Oporto y fue también en su tierra natal donde estudió Derecho en la Universidad Católica. El posgrado en Administración lo cursó en el Collége d’Europe en Brujas, Bélgica, pero regresaría a Oporto para trabajar.

Es presidente de ANDOVI –Asociación Nacional de las Denominaciones de Origen Vitivinícolas-, entidad que reúne las zonas geográficas portuguesas y miembro del Consejo Consultivo del Instituto de la Viña y del Vino. Fue vice-presidente del CEPV, Consejo Europeo Profesional del Vino, miembro del Consejo Interprofesional de la CIRDD y del Instituto de los Vinos del Duero y de Oporto y secretario general de la ANCEVE. Es presidente de la CVRVV desde el año 2000.

Los automóviles antiguos son una de sus pasiones. “me gusta trabajar en ellos y conducirlos con la calma que hoy, con las prisas del día a día, ya no conocemos”, nos comenta. En 1995 esta pasión le llevó a abrir, en la calle de la Constitución, el Ascari  (http://www.ascari.pt), que aún hoy es la única librería especializada en temas de automóviles, motos y técnica.

En su tiempo libre, el presidente de la CVRVV también adora caminar: “Oporto tiene muchas opciones para el paseante. Sea en el centro de la ciudad, en la zona histórica con callejuelas y escaleras por descubrir, sean las avenidas como Boavista o Marechal Gomes da Gosta con imponentes viviendas. Uno de los recorridos más interesantes es el margen del Duero, desde el centro histórico hasta las playas de Foz. Son dos ciudades en una sola: el centro urbano y la zona de la costa, lugar de veraneo de los portuenses y hoy día zona residencial y de excelentes restaurantes”, aconseja.

Restaurante

Oporto tiene cada vez más oferta de comida de todos los sabores y orígenes.  Así que regresaremos a dos locales que preservan la gastronomía tradicional portuense y cuyas salas se llenan de clientes locales. El Morfeu Marginal, en la calle de Ouro 400, casi bajo el puente de la Arrábida, con menú que varia todos los días (no se pierda, los viernes,  el cocido) y la Cozinha do Martinho, en el extremo de la ciudad, en la Areosa (calle de Costa Cabral 2598), que conserva un menú tradicional que sedujo a Anthony Bourdain en su última visita a Oporto.

Bar

Una copa en la mano, de pie para conversar y ver pasar la ciudad, el Aduela (calle de las Oliveiras, 36) es un buen punto de encuentro informal.

Lugar/Paseo por la ciudad

Vaya hacia el extremo menos turístico de la ciudad,  a la parroquia de la Campanhã, y siga la ecovía sobre el Duero que empieza en la Pousada de Freixo/Museo de la Prensa y llegue hasta un lugar genial para comer en una visita inovidable, la Casa Lindo. Esta ecovía sigue en todo momento el curso del río, muy tranquila, acompañando las curvas del margen. Perfecto, también, para una película de tarde.

Un secreto de la ciudad

Todos los visitantes de Porto pasan por la Catedral, edificio central de la ciudad datado en el siglo XII. Si el visitante está en la puerta de la Catedral y mirar enfrente con atención, verá una flecha amarilla marcada en la piedra. Camine hasta esta flecha y busque otra. Siga las flechas hasta fuera de la ciudad y díganos donde le llevan.

Donde beber un vino verde

Junto a Oporto, Matosinhos, fácilmente accesible a pie o en metro, tiene una oferta inmensa de restaurantes con pescado fresco cada día. Es el ambiente ideal para probar la mejor gastronomía portuguesa con un óptimo Vino Verde.

Agustina Bessa-Luís
14 septiembre, 2018 / ,

“Vivo aquí, pero Oporto no es para mí un lugar; es un sentimiento”

Agustina Bessa-Luís es una de las mujeres más emblemáticas de la cultura portuguesa. Con decenas de obras publicadas y mujer de una personalidad única, tiene una enorme pasión por Oporto.

Nació en Vila-Meã, Amarante, el 15 de octubre de 1922, pero durante su  infancia y adolescencia vivió en diversas ciudades, manteniendo,  sin embargo, una fuerte conexión con la región del Duero, notoria en muchas de sus obras. La biblioteca de su abuelo materno le permitió el primer contacto con la literatura francesa e inglesa, que la influenciarían.

En su adolescencia llegó a escribir novelas bajo pseudónimo, pero fue en el 1948 cuando publicó su primer libro, Mundo Fechado. Tres años antes se casó con Alberto Luís, conoció a su marido a través de un anuncio que publicó en un periódico en el que buscaba una persona culta con quien intercambiar correspondencia, lo que revelaba su temperamento independiente y determinado. En 1953, con la novela premiada, A Sibila, Agustina Bessa-Luís ganó un gran reconocimiento.

Desde ese momento, y hasta los primeros años del siglo XXI, publicó decenas de obras,  algunas de ellas adaptadas al cine por Manuel de Oliveira. A pesar de, en múltiples ocasiones,  no haber quedado satisfecha con estas adaptaciones, esta colaboración fue larga y prolífica. Agustina incluso escribió el texto que acompaña la película Visita o Memorias y confesiones, realizada para ser exhibida tras la muerte del realizador. La Corte del Norte también fue adaptada al cine por João Botelho y varias obras fueron adaptadas para el escenario. Además de los romances, escribió también piezas de teatro, biografías, ensayos y libros infantiles. Entre 1986 y 1987 fue directora del periódico O Primeiro de Janeiro y entre 1990 y 1993 estuvo en la dirección del Teatro Nacional de D. Maria II.

Es miembro de la Academia Europea de las Ciencias, de las Artes y de las Letras (París), de la Academia Brasileña de las Letras  y de la Academia de las Ciencias de Lisboa. Entre las distinciones recibidas se cuentan la Orden de Santiago da Espada (1980), la Medalla del Honor de la ciudad de Oporto (1988) y el grado de Officier de la Orden de las Artes y de las Letras del Gobierno Francés (1989). Tiene obras traducidas al alemán, castellano, dinamarqués, francés, griego, italiano y rumano.

Valiente, inteligente, sarcástica y sin miedo a desafiar convencionalidades y poderes, Agustina Bessa-Luís nunca temió decir lo que pensaba ni se dejó intimidar por el hecho de ser mujer o de no pertenecer a los círculos de poder. Por motivos de salud está apartada de la vida pública y literaria  desde hace varios años.