Perfil

D. Antonio Ferreira Gomes: hacer el bien sin temer el castigo
15 diciembre, 2018 / ,

Sería deshonesto, e incluso extraño, negar la dimensión y el impacto político de una figura como la del antiguo Obispo de Oporto, D. Antonio Ferreira Gomes (1906–1989), reconocido como un crítico del régimen dictatorial del Estado Nuevo de Portugal que estuvo en vigor desde 1933 hasta el 25 de abril de 1974. Pero es fácil desenfocar la mirada y mermar a la persona cuando estrechamos la perspectiva a partir de la cual procuramos comprender algo. Entender que en Dios se puede encontrar la fuerza liberadora, la confianza que da a los gestos y a las palabras la liberación de todos los poderes temporales (sobre todo de aquellos que se creen eternos), prevendría de muchos engaños. Es un error reducir a D. Antonio a actor político y leer a partir de sus gestos y de sus intenciones.

El Obispo de Oporto fue un hombre de Dios, movido por el deseo de fidelidad a la iglesia y a la Doctrina Social. No quiso estar por delante de su tiempo. Fue, por ser un hombre de su tiempo, capaz de saber leer los dramas humanos, sociales y religiosos del momento que vivió. Por esta razón, generó tanta resistencia. La carta que escribió a Salazar, y que acabó por contribuir a su exilio de diez años (1959-1969), revela su capacidad de comprender la realidad. Escritas un 13 de julio de 1958, aquellas líneas pretendían preparar un encuentro con Salazar. Se trataba de un memorándum a través del cual D. Antonio quiso presentar al Presidente do Conselho los temas y cuestiones que le gustaría discutir en la reunión que debían mantener.

La carta revelaba su sensibilidad a la injusticia. Siguiendo la Doctrina de la Iglesia, hablaba de la necesidad de que los frutos del trabajo fueran distribuidos equitativamente, reconocía el derecho a la huelga, denunciaba las miserias humanas y abría la posibilidad a la creación de partidos. Deseaba para los católicos una formación política y cívica que les posibilitase una participación consciente y libre en la vida social. La carta acabaría por ser revelada públicamente. El Obispo de Oporto negó siempre cualquier responsabilidad en este incidente.

Lo que movía a D. Antonio Ferreira Gomes no era un pasatiempo infructífero o una acción en busca de protagonismo. A partir de la lectura profunda y exigente de la realidad, libre de miedo, porque creía en Dios, buscaba el bien y la justicia.

Esta raíz espiritual es,, muchas veces difícil de captar. Son pocos los que han sido capaces de comprender al ser humano a partir de convicciones y motivaciones tan profundas. Pero solo estas sustentas a los hombres libres. Y solamente quien es libre encuentra el desapego de procurar el bien sin temer el castigo.

FRANCISCO SÁ CARNEIRO
7 noviembre, 2018 / , , ,

Si ha llegado a Oporto aterrizando en el Aeropuerto Francisco  Sá Carneiro o si, paseando por Antas,  se ha cruzado con una estatua suya en la plaza con el mismo nombre, ¡este artículo es para Ud.!

Nació en 1934 en Oporto, donde también creció. Francisco Sá Carneiro es un abogado y político portugués que destacó desde muy temprano por su oposición al régimen dictatorial entonces vigente, siendo el máximo exponente de la lucha por el regreso al país del Obispo de Oporto, D. Antonio Ferreira Gomes (cuya estatua podrá admirar junto a la iglesia de los Clérigos), exiliado por el Estado Nuevo de Salazar.

En 1969, como independiente, fue elegido para la Asamblea Nacional y pronto se convirtió en el líder de la llamada Ala Liberal, siendo responsable de varias iniciativas que aspiraban a una transición pacífica y progresiva de Portugal hacia un régimen democrático y libre.

Frente al fracaso de la implementación de su visión demócrata, personalista y humanista, renuncia al cargo de diputado y regresa a Oporto donde ayuda a germinar la idea de crear un partido social demócrata, que vería la luz tras la Revolución del 25 de abril de 1974, que puso fin al régimen dictatorial. Nace, así, el 6 de mayo de 1974 el Partido Popular Democrático, actual Partido Social Demócrata, del que fue co-fundador y principal impulsor Francisco Sá Carneiro.

Como Presidente del PPD, fue elegido diputado en la Asamblea Constituyente (1975) que habría de preparar y aprobar la primera Constitución de la República de régimen democrático.

A finales de 1979, fundó Alianza Democrática, partido que ganó las siguientes elecciones legislativas. A la cabeza de la mayor coalición gubernamental desde el 25 de abril de 1974, Sá Carneiro fue nombrado Primer Ministro en enero de 1980, cargo que ejerció hasta su inesperada y trágica desaparición el 4 de diciembre de 1980, cuando el avión en que se trasladaba a Oporto se estrelló en Camarate, en circunstancias que aún hoy día no ha sido posible esclarecer.

Su lado público no le impidió vivir su propia vida y arriesgarse a la crítica, en un país tradicional y en el que el divorcio no era, siquiera, permitido, cuando se separó para vivir con la fundadora de la editorial D. Quixote, Snu Abecassis, que también perdería la vida en el accidente de Camarate. Lapidario y frontal, como siempre en la vida, declaró: “Si la situación fuera considerada incompatible con mis funciones, escogería a la mujer que amo”.

Auténtico referente de su ciudad y de su país, con una nobleza y rectitud de carácter sin par, la muerte de Francisco Sá Carneiro constituyó una pérdida irreparable para la vida pública portuguesa y su memoria es, todavía hoy, inspiradora para todos aquellos que reconocen en su ejemplo la máxima expresión de ser y estar en la política, para quienes saben como él que “Encima de la Social-Democracia la Democracia; encima de la Democracia el Pueblo Portugués”.

António de Sousa Pereira – 20º Rector de la Universidad de Porto
7 octubre, 2018 / ,

Licenciado, profesor universitario y doctor en Medicina por el ICBAS (Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar), fue en esta facultad de la Universidad de Oporto donde llevó a cabo toda su carrera académica. En abril de este año fue elegido por el Consejo General como Rector de la Universidad de Oporto para el cuatrienio 2018-2022.

Antonio Manuel de Sousa Pereira nació el 17 de octubre de 1961, en el barrio de Ramalde en Oporto. Licenciado, profesor universitario y doctor en Medicina por el ICBAS, fue en esta facultad de la Universidad de Oporto donde llevó a cabo toda su carrera académica, habiendo presentado su tesis doctoral en el área de Anatomía en el año 2000. Cuatro años más tarde, y ya en calidad de Profesor Catedrático, fue elegido por primera vez director de la facultad.

Es miembro del Consejo Nacional de Ética para las Ciencias de la Vida elegido por la Asamblea de la República, Vicepresidente del Consejo Estratégico del Instituto Portugués de Oncología de Oporto,  miembro del Consejo Directivo del Centro Académico Clínico ICBAS/Centro Hospitalario de Oporto y del Consejo Estratégico de Centro Hospitalario de Vila Nova de Gaia/Espinho.

Entre los cargos que ha ejercido, dentro y fuera de la academia, están los de Presidente del Consejo Nacional de Enseñanza y Educación Médica de la Orden de Médicos e Portugal, consultor del Gobierno de la República Dominicana para la evaluación de la reforma de las Facultades de Medicina (2016-2017), o miembro del Consejo de Administración de ORPHEUS –Organisation of PhD Education in Biomedicine and Health Sciences in European System- (2013-2016).

Como investigador ha colaborado, en el ámbito de su tesis de doctorado, en la organización e informatización de un Registro Oncológico de la Población, que constituyó el primer registro oncológico de base poblacional hecho en Portugal. En los últimos años, desarrolló su actividad de investigación en el área de gestión universitaria y política de salud. Entre otros proyectos internacionales coordinó y participó en el estudio “Guidelines for Acreditation and Quality Assurance of Health Care Units Used for Teaching in Undergraduate Medicine”,  en colaboración con el Imperial College.

Fuera de la Universidad, Antonio de Sousa Pereira, de 56 años, continua siendo un hombre muy ligado a Oporto, ciudad donde nació y estudió casi siempre: de joven estudió en el Liceo Alexandre Herculano y posteriormente, su licenciatura, máster y doctorado, en el ICABS de la Universidad de Oporto. Es simpatizante del FC Porto, aunque admita que no va muchas veces al estadio de Dragão; entre sus platos preferidos están las “Tripas à moda do Porto” (entrañas al estilo de Oporto), especialmente cuando las hace su madre.

Casado, padre de dos hijos, vive cerca del río Duero y destina su tiempo libre en una antigua pasión: colecciona máquinas fotográficas. Había jugado al ajedrez y actualmente es atleta federado de tiro de pistola.

Manuel Pinheiro
19 septiembre, 2018 / ,

Al Presidente de la Comisión Ejecutiva de la CVRVV –Comisión de Viticultura de la Región de los Vinos Verdes-,  le gusta pasear para descubrir la ciudad donde nació. A pesar de ser un apasionado por los automóviles antiguos, es a pie como le gusta recorrer Oporto.

Manuel Pinheiro nació en 1966 en Sé, una de los más típicos barrios (freguesía) de Oporto y fue también en su tierra natal donde estudió Derecho en la Universidad Católica. El posgrado en Administración lo cursó en el Collége d’Europe en Brujas, Bélgica, pero regresaría a Oporto para trabajar.

Es presidente de ANDOVI –Asociación Nacional de las Denominaciones de Origen Vitivinícolas-, entidad que reúne las zonas geográficas portuguesas y miembro del Consejo Consultivo del Instituto de la Viña y del Vino. Fue vice-presidente del CEPV, Consejo Europeo Profesional del Vino, miembro del Consejo Interprofesional de la CIRDD y del Instituto de los Vinos del Duero y de Oporto y secretario general de la ANCEVE. Es presidente de la CVRVV desde el año 2000.

Los automóviles antiguos son una de sus pasiones. “me gusta trabajar en ellos y conducirlos con la calma que hoy, con las prisas del día a día, ya no conocemos”, nos comenta. En 1995 esta pasión le llevó a abrir, en la calle de la Constitución, el Ascari  (http://www.ascari.pt), que aún hoy es la única librería especializada en temas de automóviles, motos y técnica.

En su tiempo libre, el presidente de la CVRVV también adora caminar: “Oporto tiene muchas opciones para el paseante. Sea en el centro de la ciudad, en la zona histórica con callejuelas y escaleras por descubrir, sean las avenidas como Boavista o Marechal Gomes da Gosta con imponentes viviendas. Uno de los recorridos más interesantes es el margen del Duero, desde el centro histórico hasta las playas de Foz. Son dos ciudades en una sola: el centro urbano y la zona de la costa, lugar de veraneo de los portuenses y hoy día zona residencial y de excelentes restaurantes”, aconseja.

Restaurante

Oporto tiene cada vez más oferta de comida de todos los sabores y orígenes.  Así que regresaremos a dos locales que preservan la gastronomía tradicional portuense y cuyas salas se llenan de clientes locales. El Morfeu Marginal, en la calle de Ouro 400, casi bajo el puente de la Arrábida, con menú que varia todos los días (no se pierda, los viernes,  el cocido) y la Cozinha do Martinho, en el extremo de la ciudad, en la Areosa (calle de Costa Cabral 2598), que conserva un menú tradicional que sedujo a Anthony Bourdain en su última visita a Oporto.

Bar

Una copa en la mano, de pie para conversar y ver pasar la ciudad, el Aduela (calle de las Oliveiras, 36) es un buen punto de encuentro informal.

Lugar/Paseo por la ciudad

Vaya hacia el extremo menos turístico de la ciudad,  a la parroquia de la Campanhã, y siga la ecovía sobre el Duero que empieza en la Pousada de Freixo/Museo de la Prensa y llegue hasta un lugar genial para comer en una visita inovidable, la Casa Lindo. Esta ecovía sigue en todo momento el curso del río, muy tranquila, acompañando las curvas del margen. Perfecto, también, para una película de tarde.

Un secreto de la ciudad

Todos los visitantes de Porto pasan por la Catedral, edificio central de la ciudad datado en el siglo XII. Si el visitante está en la puerta de la Catedral y mirar enfrente con atención, verá una flecha amarilla marcada en la piedra. Camine hasta esta flecha y busque otra. Siga las flechas hasta fuera de la ciudad y díganos donde le llevan.

Donde beber un vino verde

Junto a Oporto, Matosinhos, fácilmente accesible a pie o en metro, tiene una oferta inmensa de restaurantes con pescado fresco cada día. Es el ambiente ideal para probar la mejor gastronomía portuguesa con un óptimo Vino Verde.

Agustina Bessa-Luís
14 septiembre, 2018 / ,

“Vivo aquí, pero Oporto no es para mí un lugar; es un sentimiento”

Agustina Bessa-Luís es una de las mujeres más emblemáticas de la cultura portuguesa. Con decenas de obras publicadas y mujer de una personalidad única, tiene una enorme pasión por Oporto.

Nació en Vila-Meã, Amarante, el 15 de octubre de 1922, pero durante su  infancia y adolescencia vivió en diversas ciudades, manteniendo,  sin embargo, una fuerte conexión con la región del Duero, notoria en muchas de sus obras. La biblioteca de su abuelo materno le permitió el primer contacto con la literatura francesa e inglesa, que la influenciarían.

En su adolescencia llegó a escribir novelas bajo pseudónimo, pero fue en el 1948 cuando publicó su primer libro, Mundo Fechado. Tres años antes se casó con Alberto Luís, conoció a su marido a través de un anuncio que publicó en un periódico en el que buscaba una persona culta con quien intercambiar correspondencia, lo que revelaba su temperamento independiente y determinado. En 1953, con la novela premiada, A Sibila, Agustina Bessa-Luís ganó un gran reconocimiento.

Desde ese momento, y hasta los primeros años del siglo XXI, publicó decenas de obras,  algunas de ellas adaptadas al cine por Manuel de Oliveira. A pesar de, en múltiples ocasiones,  no haber quedado satisfecha con estas adaptaciones, esta colaboración fue larga y prolífica. Agustina incluso escribió el texto que acompaña la película Visita o Memorias y confesiones, realizada para ser exhibida tras la muerte del realizador. La Corte del Norte también fue adaptada al cine por João Botelho y varias obras fueron adaptadas para el escenario. Además de los romances, escribió también piezas de teatro, biografías, ensayos y libros infantiles. Entre 1986 y 1987 fue directora del periódico O Primeiro de Janeiro y entre 1990 y 1993 estuvo en la dirección del Teatro Nacional de D. Maria II.

Es miembro de la Academia Europea de las Ciencias, de las Artes y de las Letras (París), de la Academia Brasileña de las Letras  y de la Academia de las Ciencias de Lisboa. Entre las distinciones recibidas se cuentan la Orden de Santiago da Espada (1980), la Medalla del Honor de la ciudad de Oporto (1988) y el grado de Officier de la Orden de las Artes y de las Letras del Gobierno Francés (1989). Tiene obras traducidas al alemán, castellano, dinamarqués, francés, griego, italiano y rumano.

Valiente, inteligente, sarcástica y sin miedo a desafiar convencionalidades y poderes, Agustina Bessa-Luís nunca temió decir lo que pensaba ni se dejó intimidar por el hecho de ser mujer o de no pertenecer a los círculos de poder. Por motivos de salud está apartada de la vida pública y literaria  desde hace varios años.

Pedro Abrunhosa
13 agosto, 2018 / ,

Es uno de los grandes nombres de la música portuguesa. Fue con el álbum “Viagens”, en 1994, que se dio a conocer para el gran público, con el que conquistó el éxito y el cariño de muchos que mantiene hasta hoy día gracias a, en total, 7 trabajos originales.

A ese primero álbum que contó con la participación especial de Maceo Parker, saxofonista de James Brown, siguieron “Tempo” (1996),  “Silêncio” (1999), “Momento” (2002), “Luz” (2007), “Longe” (2010) y “Contramão” (2013). En los primeros cinco discos de estudio, fue acompañado por la banda Bandémonio y en los dos últimos por Comité Caviar. Todas las canciones fueron escritas y compuestas por él.

Él es Pedro Abrunhosa. Nació en 1960, comenzó por los estudios musicales clásicos, fue profesor (a partir de sus 16 años) y contrabajista de jazz, habiendo fundado la Escuela de Jazz de Oporto y su orquesta.

Es conocido por no quitarse nunca sus gafas de sol, pero sobre todo por muchos éxitos en los últimos 25 años en la música portuguesa, como por ejemplo “Tudo o que eu te dou”, “Momento”, “Se eu fosse um dia o teu olhar” –música compuesta para la banda sonora de la película “Adão e Eva” de Joaquín Leitão-, “Toma comta de mim” o “FAzer o que ainda não foi feito”. Sus canciones son interpretadas en Brasil por figuras como Caetano Veloso (que lo invitó a presentar un espectáculo con él en la Expo98) o Maria Bethânia entre muchos otros.

Compuso también para otros músicos, como por ejemplo Ana Moura, Carlos do Carmo o Camané. En 2004 fue uno de los artistas que clausuró Rock in Rio, que por primera vez tuvo lugar en Lisboa. Además de los 7 discos de estudio, ha grabado dos DVDs: “Intimidade”, en 2005 y “Coliseu”, en 2011.

Además de compositor, Pedro Abrunhosa actuó con Chiara Mastrianni en la película de Manoel de Oliveira “A Carta”, de 1999, y es columnista habitual en varios medios de comunicación social.

En 2005 fundó BoomStudios, estudio de grabación para él mismo y otros nombres de la música nacional e internacional. Ha ganado diversos premios: 3 Globos de Oro, el Premio Bordallo de Prensa, el Premio SPA “Pedro Osório” y 4 Premios Blitz entre otros. En 2016, Pedro Abrunhosa, como autor, fue el responsable de  la canción para animar a la Selección Nacional de Fútbol en el Euro2016, que tuvo lugar en Francia, con una adaptación de la canción “Tudo o que eu te dou”.

Pero Pedro Abrunhosa es también un hombre de causas. Y si hoy la ciudad vibra con una programación cultural en el Coliseu, está seguramente en la memoria de los portuenses la imagen de Pedro Abrunhosa encadenado a sus puertas simbolizando la oposición de la ciudad a la venta del espacio. Por esto y por todas lo demás, Pedro es un hombre de la ciudad de Oporto y Oporto es la ciudad de Pedro Abrunhosa.

Souto Moura
20 julio, 2018 /

Vencedor del Premio Pritzker de Arquitectura (2011), Eduardo Souto Moura es uno de los exponentes de la llamada “Escuela de Oporto”.

Eduardo Elísio Machado Souto de Moura nació en Oporto el 25 de julio de 1952 y estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de Oporto y en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Oporto, habiendo colaborado, aún siendo estudiante, con Siza Vieira. La  influencia de Siza ( que recibió también un Pritzker (1992) es reconocida por Souto Moura, pero los dos arquitectos son también amigos y llevaron a cabo proyectos juntos.

Souto Moura recibió el primer premio de su carrera el año en que concluyó su licenciatura. El año siguiente empezaría a dar clases en la escuela de Arquitectura de la Universidad de Oporto, pero a lo largo de su carrera también enseñó en la Facultad de Arquitectura de París-Belleville, en escuelas de Arquitectura de Harvard y de Dublín (1989), en LA ETH (Escuela Politécnica Federal) de Zurich y en la escuela de Arquitectura de Lausanne.

Pero además de hacerlo en los proyectos de construcción, Souto Moura también destacó en intervenciones realizadas en edificios históricos, en intervenciones territoriales y, más recientemente, en trabajos en el área de diseño de producto. Además del Pritzker, fue el único arquitecto en ganar el Premio Pessoa. De su vasto palmarés destaca el reciente León de Oro de la Bienal de Arquitectura de Venecia. Vive en Oporto con su familia, en una casa que él mismo diseñó. Es vecino de Siza Vieira y trabaja cerca de su casa, en un edificio que comparte con Siza Vieira y con Rogério Cavaca.

Algunas obras emblemáticas:

  • Casa das Artes, Oporto
  • Puente de la Academia, Bienal de Venecia, Italia
  • Restauración del Convento de Santa María de Bouro
  • Burgo Empreendimento – edificio de oficinas y galería comercial, en la Avenida de Boavista, Oporto
  • Bloque de viviendas en la calle del Teatro, Oporto
  • Biblioteca infantil y auditorio para la Biblioteca Pública Municipal de Oporto
  • Remodelación y regeneración del Museo Grão Vasco, Viseu
  • Reconversión del edificio de la Alfándega de Oporto en Museo de los Transportes y Comunicaciones.
  • Reconversión de Franja Marginal de Matosinhos Sur.
  • Centro Portugués de Fotografía, edificio de la Cadeia da Relação de Oporto
  • Proyecto de arquitectura para el Metro de Oporto
  • Casa del Cinema Manoel de Oliveira
  • Estadio Municipal de Braga
  • Casa das Histórias Paula Rego, Cascais
Vasco Graça Moura
6 junio, 2018 /

Escritor, poeta y traductor, Vasco Graça Moura fue una de las figuras más notables de la vida cultural portuguesa más reciente. Licenciado en Derecho, hizo de las Letras su gran pasión, pero tuvo a la vez una gran intervención en la política.

Nacido en Foz do Douro, en Oporto, el 3 de enero de 1942, Vasco Graça Moura aunque sintió la llamada de las Bellas Artes, acabó por seguir la carrera de Derecho que era, además, una tradición en su familia.

La primera obra que publicó fue Modo Mudando, en 1963. A lo largo de su vida, fue autor de más de 100 obras, entre poemas, novelas y ensayos. Destacaría también en traducción, dedicándose a autores como Rilke, Shakespeare o Dante. La traducción de “La Divina Comedia” le valió la Medalla de Oro de la Ciudad de Florencia (Italia). A esta distinción añade condecoraciones recibidas en Brasil y las más prestigiosas condecoraciones otorgadas en Portugal.

Entre los diversos premios recibidos se destacan el Premio Pessoa (1995), el Premio Internacional “La cultura del mar”, en Italia (2002), la Corona de Oro del Struga Poetry Evenings (Macedonia, 2004) o el Premio Vergílio Ferreira (2007).

Además de una vasta carrera literaria, Vasco Graça Moura destacó también en la política: formó parte, como Secretario de Estado, de dos gobiernos. Fue director de programas de la televisión pública portuguesa (RTP) en 1978 y ese año pasó también a administrar la parte editorial de la Empresa Nacional- Casa de la Moneda. Entre 1988 y 1955 fue presidente de la Comisión Nacional para las Conmemoraciones de los Descubrimientos Portugueses y comisario general de Portugal para la Exposición Universal de Sevilla (1988-1992).

En 1999, fue elegido diputado al Parlamento Europeo, cargo que ejerció durante diez años. En 2012 fue nombrado para la presidencia de la Fundación Centro Cultural de Belém. Murió en Lisboa el 27 de abril de 2014.

José Rodrigues – El escultor que dejó su marca en Oporto
18 abril, 2018 /

José Rodrigues, uno de los más célebres escultores portugueses, falleció el pasado 10 de septiembre, pero sus obras siguen marcando el paisaje de la ciudad.

Nació en Luanda, Angola, en 1936, y desde muy temprano reveló su  gusto por la escultura y cuando era niño le gustaba moldear el barro. En Portugal, estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de Oporto, donde más tarde vendría a ser profesor.

Fue  fundador y presidente de la  Cooperativa de Enseñanza Artística Árvore y  fundador de la  Bienal de Cerveira.

Además de la escultura se dedicó igualmente a otras expresiones artísticas. Hace ilustración para libros de escritores y poetas, produjo cerámica y medallística, realizó escenografías y dibujó el escenario de la ceremonia de clasificación de Oporto como Patrimonio de la Humanidad.

Su fundación, ubicada en una antigua fábrica de sombreros, acogía su atelier, pero es también un local para divulgación de arte, con sala de exposiciones y un auditorio, acogiendo igualmente una compañía de bailado y de teatro.

Entre sus obras más famosas están el Cubo de la Plaza de la Ribeira (1976) o el monumento al  empresario, de 1992.

Alexandre Quintanilha
15 marzo, 2018 / ,

Científico internacionalmente reconocido, Alexandre Quintanilla nació en África y vivió en Estados Unidos, antes de radicarse en Oporto, donde dirigió el Instituto de Biología Molecular y Celular y donde dio clases hasta jubilarse. Actualmente es diputado en la Asamblea de la República.

Nació en Mozambique el 9 de agosto de 1945, hijo de un azoriano y de una alemana. El padre era un biólogo famoso, pero Alexandre comenzó por estudiar física. Se licenció en Física Teórica en la Universidad de Johannesburgo, en Sudáfrica. Viajó más tarde a Estados Unidos, estudió en la prestigiosa Universidad de Berkeley, California. Fue durante este período, cuando mientras vivía en San Francisco, que conoció a Richard Zimler, estudiante en aquel momento. Zimler, con quien se casaría en Portugal, es ahora un famoso escritor, siendo también profesor universitario.

Entre 1983 y 1990 fue director asistente de la sección de Energía y Ambiente en el Laboratorio Nacional Lawrence. En los años 90 fue desafiado a volver a Portugal, y ayudar a fundar el Instituto de Biología Molecular y Celular, del cual se convertiría en director. La llegada a Oporto ocurrió a invitación del neurólogo Corino de Andrade, que en ese momento ya pensaba en crear el Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar. Sería allí que Alexandre Quintanilla daría clases hasta jubilarse. Es autor de publicaciones en las áreas de Biología, Ambiente y Física Aplicada. Es el único portugués miembro del Consejo de Investigación y Exploración de la National Geographic Society. Publicó cerca de 100 artículos en varias revistas científicas de nivel mundial, fue editor y autor de seis volúmenes en áreas de Biología y Ambiente. Más que un científico, Alexandre Quintanilla es un apasionado por el conocimiento. Vivió en tres continentes, habla cuatro idiomas y le gusta cuestionar permanentemente lo que parece correcto. Si al principio sintió algunas dificultades de adaptación a la ciudad, rápidamente se dejó contagiar por la belleza de Oporto y por la forma cordial como fue recibido.