EL ASEDIO DE OPORTO

EL ASEDIO DE OPORTO

Fueron  13 meses que marcaron para siempre la ciudad. El asedio de Oporto se prolongó de julio de 1832 a agosto del año siguiente, pero su memoria permanece en la toponimia y en el alma de la ciudad.

La ciudad quedaría para siempre marcada por los meses que estuvo sitiada: además de los daños materiales y de las pérdidas de vidas humanas, este periodo de la historia dio a Oporto el título de “Antigua, Muy Noble, Siempre Leal e Invicta Ciudad de Oporto”, atribuido por D. Pedro como forma de agradecimiento por la lealtad y valentía con la que los portuenses defendieron la causa liberal. Incluso el rey vendría a ofrecer su corazón a la ciudad como forma de agradecimiento.

Nombres como el “Barrio del Sitio de Oporto”, “Calle del Heroísmo” (en memoria a una sangrienta batalla que allí tuvo lugar) o “Calle de la Firmeza”, que perpetua “la lucha y resignación con la que los portuenses valerosamente resistieron” el asedio, evocan esa época y una guerra entre dos  hermanos con convicciones opuestas.

Oporto nunca aceptó la subida al poder del absolutista D. Miguel (1828) y cuando D. Pedro asume el mando del movimiento liberal encuentra en la gente de la ciudad un poderoso aliado. El 08 de julio de 1832 D. Pedro, venido de las Azores, desembarca en Pampelido (Mindelo) para tomar la ciudad de Oporto, llegando a la actual Plaza de la Libertad a mediodía. Las tropas de D. Miguel habían sido desplazadas a Lisboa, por lo que los liberales no tuvieron dificultad para entrar en la ciudad. El día siguiente, el ejército absolutista, venido del sur, se instaló en la Serra do Pilar, al otro lado del río, para bombardear la ciudad y expulsar a los liberales. Comienza así el asedio: los partidarios de D. Pedro permanecen en Oporto, cercados. Los alimentos y los bienes esenciales empiezan a escasear y, con la agravación de la situación, el cólera y el tifus pasan a ser también adversarios de quien lucha por la causa liberal.

En junio de 1833, los liberales alteran la estrategia y acuerdan atacar desde el Algarve. Las tropas miguelistas, convencidas de que el adversario estaba debilitado, resuelven lanzar un gran ataque a Oporto, pero son derrotadas. El 26 de julio Lisboa estaba ocupada por los liberales, pero Oporto permanecía sitiado. El 18 de agosto, bajo el mando del mariscal Saldanha, el ejército liberal consigue una victoria decisiva que llevará a que, dos días después, los partidarios de D. Miguel se batan en retirada. Finalizaba el sitio de Oporto.

(Visited 751 times, 1 visits today)
14 septiembre, 2018 / , ,
Comments

Comments are closed here.

Publicidad
Instagram #heyporto
No images found!
Try some other hashtag or username
(Português) Subscreva a nossa newsletter!