Curiosidades

EL ASEDIO DE OPORTO
14 septiembre, 2018 / , ,

Fueron  13 meses que marcaron para siempre la ciudad. El asedio de Oporto se prolongó de julio de 1832 a agosto del año siguiente, pero su memoria permanece en la toponimia y en el alma de la ciudad.

La ciudad quedaría para siempre marcada por los meses que estuvo sitiada: además de los daños materiales y de las pérdidas de vidas humanas, este periodo de la historia dio a Oporto el título de “Antigua, Muy Noble, Siempre Leal e Invicta Ciudad de Oporto”, atribuido por D. Pedro como forma de agradecimiento por la lealtad y valentía con la que los portuenses defendieron la causa liberal. Incluso el rey vendría a ofrecer su corazón a la ciudad como forma de agradecimiento.

Nombres como el “Barrio del Sitio de Oporto”, “Calle del Heroísmo” (en memoria a una sangrienta batalla que allí tuvo lugar) o “Calle de la Firmeza”, que perpetua “la lucha y resignación con la que los portuenses valerosamente resistieron” el asedio, evocan esa época y una guerra entre dos  hermanos con convicciones opuestas.

Oporto nunca aceptó la subida al poder del absolutista D. Miguel (1828) y cuando D. Pedro asume el mando del movimiento liberal encuentra en la gente de la ciudad un poderoso aliado. El 08 de julio de 1832 D. Pedro, venido de las Azores, desembarca en Pampelido (Mindelo) para tomar la ciudad de Oporto, llegando a la actual Plaza de la Libertad a mediodía. Las tropas de D. Miguel habían sido desplazadas a Lisboa, por lo que los liberales no tuvieron dificultad para entrar en la ciudad. El día siguiente, el ejército absolutista, venido del sur, se instaló en la Serra do Pilar, al otro lado del río, para bombardear la ciudad y expulsar a los liberales. Comienza así el asedio: los partidarios de D. Pedro permanecen en Oporto, cercados. Los alimentos y los bienes esenciales empiezan a escasear y, con la agravación de la situación, el cólera y el tifus pasan a ser también adversarios de quien lucha por la causa liberal.

En junio de 1833, los liberales alteran la estrategia y acuerdan atacar desde el Algarve. Las tropas miguelistas, convencidas de que el adversario estaba debilitado, resuelven lanzar un gran ataque a Oporto, pero son derrotadas. El 26 de julio Lisboa estaba ocupada por los liberales, pero Oporto permanecía sitiado. El 18 de agosto, bajo el mando del mariscal Saldanha, el ejército liberal consigue una victoria decisiva que llevará a que, dos días después, los partidarios de D. Miguel se batan en retirada. Finalizaba el sitio de Oporto.

La estación de metro que es un museo
14 septiembre, 2018 / ,

La estación de metro de Campo 24 de Agosto guarda un verdadero tesoro: las ruinas de una torre de agua que allí existía.

Además de haber sido diseñada por el prestigioso arquitecto portugués Souto Moura, esta estación, en el centro de la ciudad, tiene otro motivo de interés al albergar los vestigios arqueológicos de un depósito que abastecía la fuente que había en este lugar. En el  siglo XIX, se enterró el arroyo que discurría por allí, así como el puente que la atravesaba. Con el paso del tiempo y la urbanización de la zona circundante –que anteriormente era mayormente rural-, la memoria de este pasado fue olvidada, hasta que el progreso recuperó esta memoria.

Durante la construcción de la estación de metro, a principios de este siglo, fue descubierto lo que quedaba del antiguo depósito, así como algunos objetos, incluyendo suelas de zapatos, cerámica portuguesa, vidrio italiano o porcelana china. Para preservar estas memorias las ruinas se desmontaron para ser posteriormente reconstruidas en el lugar donde hoy día pueden ser visitadas, acompañadas de explicaciones que contextualizan la importancia de estos restos.

Las dos imágenes de Nuestra Señora de la Luz
13 agosto, 2018 / , ,

Anteriormente al faro de San Miguel, que fue construido en 1758 en Foz, había habido en el mismo lugar una capilla dedicada a Nuestra Señora de la Luz.

Según algunos estudios, en la prehistoria este lugar tenía un significado especial, como lo demuestran marcas hechas en las rocas. La referencia a “Nuestra Señora de la Luz” y a la respectiva capilla aparece en el 1680. Era una construcción sencilla pero de gran importancia para pescadores y marineros.

Bombardeada durante las guerras liberales, la capilla fue destruida, pero de su interior se salvó un altar con una imagen que hoy día está en la iglesia de São João da Foz do Douro. Esta imagen de Nuestra Señora invoca la luz, tan necesaria para quien iba al mar. Enmarcada por una escultura dorada y adornada con imágenes de ángeles, Nuestra Señora de la Luz es venerada aún hoy día.

En la misma iglesia existe también otra imagen, con 30 cm. de altura y realizada en marfil, representando a Nuestra Señora con Jesús en el regazo. A pesar de su reducido tamaño, esta imagen, decorada con un manto bordado en oro y piedras de colores, se destaca por la rareza y belleza de algunos detalles. La imagen estaba destinada a ser transportada y besada por los fieles en los días festivos.

Fuente: O Tripeiro 7ª Serie, Año XV, número 9, septiembre 1996
Un monumento hecho de restos
13 agosto, 2018 / ,

 

En el cementerio de Agramonte, en la zona de Boavista, una gigantesca arca cubierta de hierros quemados y retorcidos recuerda una de las mayores tragedias de la ciudad.

En la noche del 20 de marzo de 1888, un violento incendio destruyó completamente el Teatro Baquet, un edificio con dos entradas (por la calle de Sá da Bandeira y la calle de San Antonio, actual calle 31 de Janeiro). Esa noche fatídica, la sala estaba llena y en el escenario se representaba una obra cómica. En un cambio de escenario, uno de los telones tocó una llama de iluminación de gas. Debido a los materiales, a la antigüedad del edificio y a la inexistencia de un plan de seguridad, el fuego se propagó rápidamente y 120 personas murieron en esa tragedia.

El incendio llevó a que fuesen redoblados los planes de seguridad en todas las salas de espectáculos de la ciudad y, para que tal desgracia no fuese nunca olvidada se construyó un monumento en el Cementerio de Agramonte. El mausoleo, que aún hoy día desconcierta a quien desconoce este episodio de la historia de la ciudad, fue realizado con trozos de hierro y tiene en su parte superior una corona de mártires, también en hierro.

DESFILE DEL TRAJE DE PAPEL EN FOZ DO DOURO
9 agosto, 2018 / , , , ,

 

Desde mediados de junio hasta mediados de septiembre, la União de Freguesias (Unión de Parroquias) de Aldoar, de Foz do Douro y de Nevogilde recibe las Fiestas de San Bartolomé, un conjunto de actividades que anima las calles uniendo residentes y visitantes.

El Desfile del Traje de Papel es, reconocidamente, el momento más esperado de los festejos, con una historia que supera ya el siglo y medio y que en la última década ha conseguido especial relevancia en la ciudad.

 

Son meses de trabajo y preparación, focalizados de manera permanente en las raíces, en la historia y en las leyendas de la región. La 2ª Invasión Francesa de 1809 y  La Liberación de la Ciudad de Oporto son el tema escogido para el Desfile del Traje de Papel este año 2018, que tendrá lugar el día 26 de agosto. Son metros y metros de papel, quirúrgicamente trabajados por manos delicadas que mantienen vivo este momento festivo de la ciudad.

Sólo en figurantes, la edición de este año cuenta con 350, provenientes de colectivos y asociaciones de la Unión de Parroquias, que se unen a los otros centenares que visitan Foz do Douro para vivir esta singular experiencia.

El formato actual tiene 75 años de antigüedad e incorpora un recorrido que procura llegar a los principales centros neurálgicos de la historia de Foz do Douro. El desfile de trajes comienza hacia las 10:30 y pasa por Cantareira, zona rica por su tradición pesquera.

Tras el paso inevitable por el carismático Jardín do Passeio Alegre, espacio cómplice de muchos intelectuales que llenan la cultura de Foz do Douro y de Oporto, el Desfile prosigue hasta la Playa de Ourigo, en la que tienen lugar los Baños de Mar, uno de los momentos más notables de las Fiestas de San Bartolomé.

Estos baños están repletos de tradición y leyendas. También conocidos como “baños santos”, estas inmersiones en las aguas del Atlántico –siete, como manda la tradición-, representan una forma de agradecer los favores de San Bartolomé a lo largo del año anterior y buscan purificar y desembarazarse  de los males durante los próximos doce meses.

Los participantes de la edición de este año provienen del Bloco da União de Freguesias de Aldoar, Foz do Douro e Nevogilde, Associação de Moradores do Bairro Social da Pasteleira – Previdência, Associação de Moradores do Bairro Social de Aldoar y del Orfeão da Foz do Douro.

Son muchas las personalidades de la ciudad que se unen a esta tradición, mostrando que la ciudad está hecha por todos y con todos, incluso en la más popular de sus tradiciones.

Las barberías tradicionales de Oporto
20 julio, 2018 / , , ,

Estas son nueve de las barberías de la ciudad de Oporto y todas se sitúan entre el Hospital de San Antonio y la Estación de São Bento.

También tradicional es la decoración de estas barberías, con sillones de hierro e instrumentos de latón capaces de aguantar décadas de uso. Los profesionales acompañan a su vez esta longevidad: muchos son hombres de edad avanzada, con el cabello decolorado por el paso del tiempo y los dedos cubiertos de arrugas.

Barbería Porto: nació en 1946, pero de esa fecha solo quedan los sillones y una caja de limpiabotas. El resto de la decoración vintage fue traída por los nuevos propietarios. Está a dos pasos de Aliados.

  • Barbería Garrett: desde 1979 en manos de Acácio Branco, esta barbería se encuentra a pocos metros de la Ayuntamiento de Oporto. Con una decoración a la antigua, este establecimiento solo tiene clientes masculinos.
  • Oficina do Cabelo: antigua barbería Tinoco, reabrió con este nombre. Desde 1929 mantiene los lavabos en mármol, sillones de hierro, enormes espejos y suelo revestido con mosaicos en forma de abanico. Está considerada  hoy día patrimonio de Oporto.
  • Barbería Santo Antonio: tiene las dimensiones de un pasillo, pero trae mucha historia en las manos de Antonio Cardoso. Son más de 50 años de cortes en el comienzo de la calle 31 de Janeiro.
  • Bebería Norton: en esta barbería, en la zona de Batalha, se habla de todo y se mantiene viva la tradición de barbero de barrio, con sillones de cuero, brocha para la barba y navajas para la barba.
  • Salón Veneza: son casi 90 años de vida y más de 70 de barbero. En estos sillones burdeos ya se sentaron figuras notables de nuestra historia.
  • Barbería Sport: Fue en 1942 cuando esta barbería se instaló en Oporto. En una era en que se perdía más tiempo en acicalar el bigote que en cortar el cabello.
  • Barbería Invicta: Aventino Silva está en esta barbería desde los 10 años y a pesar de la llegada de las cuchillas no perdió clientes.
  • Barbería Orlando: Ya cuenta con dos espacios en Oporto, pero es en la calle Álvaro Castelões donde se mantiene la tradición, los clientes y las conversaciones sobre todo.

Fuente: “Os bigodes à antiga e a arte de os fazer bem feitos” – Prueba de Aptitud Artística de Edgar Duarte (Escuela Artística Soares dos Reis)

La Fuente Que Cambió de Lugar
20 julio, 2018 /

La fuente das Oliveiras no ha estado siempre en el Largo Alberto Pimentel.

Construida en 1718 para aprovechar las aguas de manantial que existían cerca de la calle das Oliveiras. En 1823, cuando se desviaron las aguas del acueducto de Paranhos, la fuente sufrió una pequeña remodelación.  El hecho de ser muy concurrida y que las personas ocuparan la vía pública mientras esperaban para llenar los cántaros llevó a que fuese trasladada a un lugar más tranquilo.

En 1866 se desarmada y reconstruida, en 1879 en el Largo Alberto Pimentel, donde se encuentra situada aún hoy día. Está pegada a un edificio ochocentista,  con la fachada revestida de azulejos. En 1941 fue limpiada y restaurada.

La fuente está compuesta por un espaldar y por un pilar central. La única decoración es una concha que rodea un delfín, que hace las veces de grifo. El estanque es también bastante simple.

EL ASCENSOR DE GUINDAIS
16 julio, 2018 / , ,

Hoy en día hay un funicular, pero a finales del siglo XIX el recorrido entre la plaza da Batalha y el Casi (muelle) dos Guindais se hacía con ascensor. Inaugurado el 04 de junio de 1891, sufrió, dos años después un accidente sentenció su interrupción durante más de 100 años.

El ascensor fue ideado para unir el Casi dos Guindais, lugar donde llegaban, con barco, productos alimentarios y la zona de Batalha que, por su localización central, era un punto de distribución de estos productos hacia otros puntos de la ciudad. La diferencia entre el punto más alto y el más bajo era de 75 metros, pero existían dos niveles de inclinación diferentes (7% y 47%). El ingeniero portuenses Raúl Mesnier realizó el proyecto y las obras se iniciaron en 1889. La cantera dos Guindais fue excavada, el ascensor construido y, después de diversas pruebas, inaugurado en junio de 1891.

El transporte se realizaba con tres vagones , una de contrapeso y dos principales, con una longitud de 5,6 metros  y capacidad para 40 personas. En la parte central de estos vagones existían compartimentos de lujo, con alfombras, asientos tapizados y cortinas. Los viajes tenían lugar cada cinco minutos y su precio era de 40 reales, pero la gran inversión necesaria para la construcción y conservación del ascensor no se recuperó nunca a través de estos ingresos. En el 1893, un accidente –sin apenas perjuicios materiales- sentenció su clausura. El actual funicular se inauguró en 2004.

Fuente: O Tripeiro 7ª serie, año XXII nº 3 –  marzo 2003

 

Las ventanas de Oporto
6 junio, 2018 / ,

Sirven para apreciar el paisaje, pero forman también parte del paisaje y, vistas desde fuera, pueden sorprender por su belleza, por su originalidad y por su trabajo artístico.

Rodeadas de azulejos, escondidas por balconadas de hierro y por  macetas o abriéndose sobre calles estrechas, las ventanas de Oporto tienen un encanto que solo un paseo tranquilo y relajado puede  apreciar totalmente. Palacios nobles, grandes casas de la burguesía de siglos pasados y casas más pequeñas y humildes tienen en común ventanas que son también testimonio de lo cotidiano de diferentes épocas. Servían para ver que pasaba, para conversar con los vecinos y también para tener citas.

Hoy día las ventanas de Oporto son más un pretexto para descubrir rincones de la ciudad, tal como hizo el autor de la cuenta de FB Porto a Penantes, que compartió con los lectores de Hey Porto algunas de las fotografías que ilustran la belleza de estos elementos arquitectónicos.

facebook.com/PortoaPenantes/

 

El club que nació debajo de una farola
6 junio, 2018 /

En 1911, tres amigos asistieron a un partido de fútbol entre el FC Porto y el Benfica. Y fue en una conversación animada sobre fútbol, alumbrada por una farola en la esquina de la Calle da Constituição con la Calle Particular de Salgueiros, donde nació el Salgueiros.

En diciembre de 1911,  João da Silva Almeida, Anibal Jacinto y Antenor, entusiasmados por el juego que habían visto, acordaron crear un club de fútbol. El dinero necesario se consiguió cantando “janeiras” (cánticos tradicionales de Navidad y Año Nuevo) a los vecinos. Compraron pelotas, equipamiento y no tardaron mucho en empezar a jugar. En los años 20 surgiría la designación Sport Comercio e Salgueiros.

En la historia centenaria y no siempre feliz de este club de la ciudad, se destacan más de 20 temporadas en la I División portuguesa de fútbol y una presencia en la Copa de la UEFA, frente al Cannes (donde se estrenó Zidane). Uno de los hechos más curiosos es, sin duda, el hecho de que el Salgueiros fue 12 veces campeón de waterpolo, a pesar de que el club no tuvo nunca una piscina para entrenar o para jugar.

Hoy día el Salgueiros juega en las categorías secundarias de fútbol nacional y su estadio dio paso a una estación de metro. Aún así, la mítica “alma salgueirista”  nunca se perdió.