Curiosidades

Las sugerencias de Katty Xiomara
23 abril, 2017 / , ,

Es uno de los nombres más internacionales de la moda portuguesa. Nación en  Venezuela, pero su carrera se ha desarrollado en Oporto y es a partir de aquí  que diseña creaciones que desfilan en las pasarelas de todo el mundo.

Katty Xiomara nación en Caracas,  Venezuela, y llegó a Oporto a sus 18 años. Fue en esa época que decidió empezar a estudiar moda. Como estudiante ganó, con apenas 22 años, el primer premio de Oporto de moda. En 1996 participó en el evento  Portugal Fashion  por primera vez y desde entonces ha sido presencia asidua en este evento y ha presentado también sus colecciones en el  Portugal Fashion Paris.

Desde 2005 que participa en ferias internacionales como  Bread & Butter, Berlim y Barcelona, y Project, Las Vegas entre otras. Esta carrera internacional fue consolidada en 2013, cuando empezó a estar presente en la  Semana de la Moda de Nueva York. En  2014 recibió el Silver Winner, atribuido por la IDA “International Design Awards”, premio que volvería a ganar en 2015.

En 2007 instaló su taller en una casa de la Calle da Boavista, pero es posible encontrar sus colecciones en los  Estados Unidos y Japón. Sus creaciones son elegantes e intemporales, pero al mismo tiempo alegres y románticas, destinándose a mujeres con confianza y que apuestan en un estilo individual único.

En la carrera de Katty Xiomara se destacan también colaboraciones con varias marcas internacionales, que van desde la ropa deportiva a la creación de uniformes. La diseñadora es también profesora en la misma escuela de moda donde estudió, la escuela Modatex.

Taller

Rua da Boavista, 795
Teléfono: +351 220 133 784

Sugerencias:

  • Bar – Sé que no es propiamente un bar, pero me gusta mucho el mojito, el blackberry fizz y el berrygood en el  Honorato (Casco Antiguo)
  • Restaurante – Uno tradicional y sin pretensiones: el Antunes. En otro registro, destacaría el Flow o el Reitoria
  • Paseo – Palacio de Cristal, el paseo marítimo de la Foz hasta la  Ribeira
  • Local romántico – El antiguo solar del vino de Oporto, en los jardines románticos del Palacio de Cristal
Las sinagogas de Oporto
23 abril, 2017 / ,

La presencia judía en Oporto  será anterior a la propia existencia de la ciudad, pero los primeros registros datan del siglo  XII, época en la que muchos comerciantes judíos se instalaron en la  Ribeira.

La primera sinagoga que se conoce habrá surgido en el morro de la Sé  (Catedral). Más tarde, en el siglo XIV, habrá existido otra casa de oración en la actual Calle del Comercio de Oporto, cerca del Palacio de la Bolsa. Vendría mientras tanto a ser construida la Judería de Monchique, una zona de la ciudad donde, todavía hoy, la presencia judía es visible en la toponimia. Allí existió también una sinagoga de gran importancia. La placa conmemorativa de su inauguración está expuesta en el Museo del Carmo, en Lisboa. El cementerio judío quedaría cerca del local donde hoy existe el Paseo de las Virtudes.

Ya en el siglo sería construía la Judería de Olival, que tenía también una importante sinagoga, que más tarde daría lugar al Monasterio de  São Bento da Vitória. La Inquisición y la conversión forzada de muchos judíos también dejaron su marca en Oporto. En el siglo XVII fueron muchos los judíos que dejaron la ciudad.

En el siglo XX vendría a ser construida la Sinagoga  Kadoorie Mekor Haim (en la Calle Guerra Junqueiro, 340), la mayor de la Península Ibérica.

Cedofeita: una calle con muchas vidas
23 abril, 2017 / , ,

Fue una de las marcas de renovación urbana en el siglo XVIII y uno de los puntos de partida para el renacimiento del casco antiguo, ya en el siglo XXI. Un gran parte de esta calle es peatonal, lo que la convierte perfecta para compras, paseos y para una comida tranquila.

Los orígenes de Cedofeita parecen remontar al siglo  VI  y a la Iglesia de San Martinho de  Cedofeita. Sin embrago, estando alejada de las murallas medievales y de la zona de la Ribeira, solo se desarrolló plenamente en el siglo XVIII. En esa época y ante el crecimiento de la ciudad económica y demográficamente, fue importante establecer la conexión entre la parte portuaria y la zona alta. La  Rua de Cedofeita era entonces conocida como la Rua de la Estrada (Carretera) y fue uno de los pilares de los planos de urbanización que fueron delineados.

Comenzaron entonces a construirse las casas que todavía existen: edificios con dos a cuatro plantas, con balcones en las plantas superiores superiores y escaparates hacia la calle. El tranvía llegó a pasar en esta calle, célebre por las tiendas, como el extinto Bazar de los Tres Vinténs (la placa todavía existe).

A pesar de haber sido “olvidada” durante algún tiempo, Cedofeita se convirtió, en los últimos años, en uno de los puntos centrales de la nueva vida del casco antiguo de Oporto, aprovechando la proximidad de locales como la calle Miguel Bombarda o la  Plaza Carlos Alberto.

Curiosidades:

En el  n. º 395 de esta calle habrá vivido el rey  D. Pedro, durante el cerco de Oporto, en que las tropas liberales, lideradas por D. Pedro, estuvieron cercadas por los defensores de su hermano, D. Miguel.

En el  número 159 vivió Carolina Michaelis, una ilustre crítica literaria y escritora, y fue la primera mujer que dio clases en una universidad portuguesa.

La  Rua de Cedofeita tiene 840 metros: empieza en la Plaza Carlos Alberto y termina en la Rua da Boavista.

La escritora  portuense Agustina Bessa-Luís decía que la  Rua de Cedofeita era “la más bonita” de Oporto.

En la primera década de este siglo, llegó a existir un proyecto para que la   Rua de Cedofeita pasase a tener una cobertura en vidrio.

Una amistad de siglos
14 marzo, 2017 /

Una amistad de siglos

Es bien conocida la influencia de los ingleses en la ciudad a través del Vino de Oporto, pero la relación entre portuenses y británicos es mucho más antigua.

El primer contacto habrá sido en junio de 1147, cuando los cruzados ingleses que se dirigían a la Tierra Santa quedaron 11 días en Oporto esperando las fuerzas comandadas por el conde de Areschot y por Cristiano de Gistell, que se habían separado de la armada debido a una tempestad. El primer rey de Portugal, Afonso Henriques, al saber esto buscó establecer un acuerdo con sus jefes, convenciéndolos a ayudar en la conquista de Lisboa a los moros.

El relacionamiento se intensificó durante la Edad Media, con el establecimiento de relaciones comerciales. Paños, vino, madera, pieles y pescado eran los productos transacciones entre los dos países.

El 2 de febrero de  1367 la Sé (catedral) de Oporto fue palco del matrimonio entre  D. João I y D. Filipa de Lencastre, una unión que tuvo como contrapartida el apoyo de los británicos en la lucha con Castilla.  En 1642, dos años después de la restauración de la independencia de  Portugal, Oporto recibió el primer cónsul  británico, Nicholas Comerforde.

El Duque del pueblo
2 marzo, 2017 /

Salvó muchas personas de las peligrosas aguas del Río Duero. Oporto le prestó homenaje con un busto, colocado en la Ribeira.

Deocleciano Monteiro fue su nombre de nacimiento, pe

ro la madre le llamó Duque y fue así que quedó conocido: El Duque de Ribeira. Murió en 1996 y fue una de las figuras más emblemáticas de la ciudad. Con apenas 11 años salvó un hombre de morir ahogado en el Duero. Durante toda su vida como barquero protagonizó otros rescates y recogió los cuerpos de los que no resistieron a la
s aguas traicioneras de río que conocía como nadie.

Se convirtió en uno de los personajes más famosos de la historia de Oporto y conoció figuras ilustres como la Reina I
sabel II y otros jefes de Estado. La ciudad no lo olvidó y le prestó homenaje en el local que fue escenario de su heroísmo. En la calle Lada, junto al Puente D. Luís I, fue colocada una lápida con un busto de la autoría de José Rodrigues.