Ribeira – la postal más famosa de Oporto

Ribeira – la postal más famosa de Oporto

El paisaje es inconfundible y mundialmente famoso por su belleza y singularidad. Las hileras de casas y las calles estrechas encuadran el Río Duero, donde los barcos rabelos y los puentes ayudan a criar un cuadro colorido e inolvidable.

La Ribeira es una de las zonas más famosas de la ciudad y local obligatorio para quien desea conocer y guardar, en fotografía o vídeo, un paisaje que permanece en la memoria. De hecho, la historia de Oporto está intrínsecamente relacionada con la Ribeira, una vez que fue a partir de este sitio que empezó la construcción no solamente de la ciudad, pero también de la propia alma de los portuenses.

El Río Duero fue, desde los tiempos remotos, un local de comercio y de intercambio de culturas; los comerciantes de diversas partes del mundo dejaban aquí sus mercaderías, llevando al mundo productos como el Vino de Oporto, que ayudarían a traer fama y riqueza a esta ciudad única.

La zona de la Ribeira está incluida en la clasificación del Patrimonio de la Humanidad atribuida por la UNESCO. Caminar sobre sus calles estrechas, contemplar el río o dejarse encantar por sus monumentos y gastronomía son actividades “obligatorias” para quien visita la ciudad.

Puntos de interés:

Plaza de la Ribeira: La fuente fue reconstruida después de descubrimientos arqueológicos realizados en los años 80. En aquella época también se instaló en la plaza el Cubo de la Ribeira, una escultura de la autoría de José Rodrigues. La estatua de San João Baptista, hecha por João Cutileiro, fue colocada en la fuente en el año 2000. Con una ubicación envidiable y diversas terrazas, es el lugar ideal para pasar un rato y disfrutar del paisaje.

Capilla de la Señora del Ó: Edificio datado del siglo XVII, remodelado en el siglo XIX tras la destrucción ocurrida durante las luchas liberales. En el interior, se destaca un retablo en talla de inicios del siglo XVIII y la imagen de la Señora del Ó, proveniente de la capilla de la Puerta de la Ribeira, que fue demolida en 1821.

Pilares del Puente Pensil: El puente abrió al público en 1843, respondiendo así a la necesidad de una travesía permanente entre Oporto y Gaia. Persistió intacta solamente durante 44 años, ya que la población no confiaba en su seguridad. Fue entonces sustituida por el Puente de Luiz I, pero todavía quedan dos pilares en piedra, en forma de obelisco.

Alminhas del Puente: un bajo relieve que recuerda uno de los momentos más trágicos de la historia de Oporto. Durante las Invasiones Francesas, centenares de personas intentaron escaparse a la otra margen recorriendo un puente echa de barcos. El puente se hundió con su peso y aún hoy se colocan en ese local velas en memoria de las muchas víctimas de esta tragedia.

Postigo del carbón: Es el único que queda de las 18 puertas y postigos que existían en las Murallas Fernandinas, construidas en el siglo XIV alrededor de la ciudad de Oporto. Conectaba la calle de la fuente Taurina al muelle de la Ribeira, donde atracaban los barcos en el río Duero.

 

 

 

 

(Visited 416 times, 1 visits today)
17 octubre, 2017 / ,
Comments

Comments are closed here.

Publicidad
Instagram #heyporto
  • Pas de perdant
  • Douro Marina em dia de nevoeiro porto portugal portugalplaces portugalovers
  • Usufruindo das vistas do Miradouro de Santa Catarina porto portoportugal
  • portolovers portoportugal portoencanta portoelindo visitporto turistas oporto oportolovers oportoportugal oportoencanta
  • Parque Oriental porto portugalphotos portugallovers oportolovers oportoblog oportoportugal oportoencata turismodeportugal
(Português) Subscreva a nossa newsletter!