Historia

Asociación Comercial de Oporto – 181 años de Historia
6 marzo, 2017 /

A pesar de haber sido oficialmente fundada en diciembre de 1834, la Asociación Comercial de Oporto tiene su origen en el siglo XII, época en que el comercio y los comerciantes, sobre todo en las zonas costeras, van ganando más poder.

A lo largo de los siglos, debido a su localización privilegiada y al espíritu emprendedor de sus gentes, la ciudad de Oporto adquiere gran relevancia, convirtiéndose en un importante centro financiero en Europa y en el mundo. Es en esta fase que surge la Bolsa Común, creada por los mercadores para cubrir riesgos y daños del envío de sus encomiendas, esta Bolsa fue confirmada en 1295 por D. Dinis y en 1402 por D. João I.

Sin embrago, hasta 1834  no existía ninguna organización de comerciantes con personalidad jurídica y capaz de dar respuesta a las necesidades de los empresarios locales. En esta época, las reuniones, el intercambio y recogida de informaciones, negocios y subastas se realizaban en la Juntina, localizada en la Calle de los Ingleses. Después de la Revolución liberal de 1822 y la promulgación del Código Comercial, la Juntina fue la base de la constitución de la Asociación Comercial de Oporto, que es actualmente la segunda Cámara de Comercio e Industria más antigua de Portugal.

31 de enero de 1891 – Una revolución que terminó con sangre
3 marzo, 2017 / ,

El 31 de enero de 1891 tuvo lugar, en Oporto, el primer intento de implantación de la República. Descontentos con la crisis económica y con un Ultimato lanzado por los británicos, que ponía en causa la  presencia portuguesa en África, un grupo de hombres influyentes del norte, comandó decenas de soldad
os, hacia el centro de la ciudad, con la intención de tomar la estación de correos y telégrafos e  implantar la República. Terminaron por ser detenidos por la guardia municipal, fiel a la Monarquía y colocada en la escalera de la Iglesia de  Santo Ildefonso.

La Republica llegó a ser proclamada en el balcón del Ayuntamiento, que sería el último reducto    de los rebeldes.

Los que no murieron en la batalla fueron llevados para embarcaciones fondeadas en Leixões. Otros lograron huir para el extranjero. La Repúbli
ca solo fue implantada en 1910.

La memoria de esta fecha todavía permanece en la toponimia de la ciudad, con la Calle 31 de Janeiro (enero), en el Casco Antiguo de Oporto, así como en las calles que tienen los nombres de los autores de esa revolución frustrada: Alves da Veiga, Rodrigues de Freitas o Alferes Malheiro.

Fuente: O Tripeiro (Série Nova) Año X número 1